CrónicasFeaturedVela en la obscuridad

MUHAMMAD (SAS) O LA CULTURA DE TOLERANCIA  De: Said Jedidi Capitulo XXIV EL YIHAD (GUERRA SANTA) EN EL ISLAM

Especial Ramadàn

Said Jedidi es periodista y escritor. Es embajador de la paz por el Circulo Universal de embajadpres de la paz (Suiza-Francia)

“Y si [los incrédulos] se inclinan por la paz, acéptala tú también y encomiéndate Allah; ciertamente Él es Omnioyente, Omnisciente” (Al Anfal, Los Botines, versículo 61)

Habida cuenta de lo que pasa actualmente en la guerra contra el terrorismo y las referencias explicitas o implícitas al islam y a los musulmanes, entendemos que es necesario explicar el concepto del Yihad tal y como ha sido definido en el Corán y en la tradición del Profeta Muhammad (SAS).

En efecto, el Yihad es uno de los aspectos peor comprendidos y más deformados del islam, no solo por los no musulmanes, sino también por algunos musulmanes los cuales, por fines puramente políticos, hacen mal uso de este noble concepto.

El Yihad es una forma de combatir el mal y la injusticia. Es también estar al lado de la verdad, aunque ésta testimonie contra nosotros. Es, para definirlo de alguna manera exhaustiva, esfuerzo en el camino de Allah, Exaltado sea.

En el curso de la historia, desde la era del Profeta (SAS) hasta hoy, los musulmanes no han hecho más que resistir a la opresión, luchando por la libertad a través de medios pacíficos y no violentos.

La palabra Yihad significa lucha y esfuerzo y designa la lucha seria y sincera tanto a nivel individual como social. Es la lucha para cumplir el bien y erradicar la injusticia, la opresión y el mal de la sociedad en general. Esta lucha puede ser espiritual, social, económica o política. Es decir, obrar incansablemente para hacer el bien. En el Corán el término Yihad está utilizado bajo sus deferentes formas en 33 ocasiones y está asociado a otros conceptos coránicos como la fe, el arrepentimiento y las buenas acciones.

En el Islam el Yihad consiste en proteger la fe del individuo y sus derechos.

El islam es la religión de la paz, lo que no significa, ni mucho menos que acepta la opresión. El islam promueve los medios pacíficos para llegar al cambio y a la reforma.

El Islam enseña una ética conveniente en caso de guerra: La guerra está permitida en el Islam solo cuando fracasan los demás medios como el dialogo, la concertación, la negociación y los tratados, siendo la guerra, en esta óptica, el último recurso que se debe evitar y cuyo objetivo no es convertir a nadie por fuerza ni colonizar a los pueblos ni adquirir tierras, riqueza o cualquier gloria, sino defender a las personas, los bienes, la tierra, el honor y la libertad tanto para propios como para extraños, víctimas de la injusticia y de la opresión.

El versículo 190 de la Surat Al Bakara o La vaca dice textualmente:

“Y combatid por la causa de Allah a quienes os combatan, pero no seáis agresores; porque ciertamente Allah no ama a los agresores”.

Por lo tanto, el islam desea establecer un orden mundial justo y equitativo, en el que todos los seres humanos, los musulmanes y los no musulmanes, puedan vivir en la justicia, la paz, armonía y confianza y ofrece a sus fieles directrices precisas y concisas para buscar la paz en su vida individual y colectiva.

De esta manera gente de otras confesiones han vivido con los musulmanes en una total convivencia durante siglos y muchos musulmanes viven actualmente en países donde los no musulmanes son mayoría.

El Yihad en el islam solo es posible de comprender como medio de defensa o lucha contra la tiranía y la opresión. En todo el Libro Sagrado no existe ningún versículo que insta a hacer el Yihad para convertir a los no musulmanes, por el contrario, dice que no existe coacción en los asuntos religiosos:

“Si tu Señor hubiera querido, todos los habitantes de la Tierra habrían creído. Tú [¡Oh, Muhammad!] no podrás hacer que los hombres crean, aunque se lo impongas” (Yunnes, Jonás, versículo 99)

El islam, como lo define el boletín del Centro Islámico argentino, es una actitud ante la vida que en su escala de valores tiene plenamente incorporado el ideal de la paz.

La prospectiva islámica y su perspectiva de la paz surgen de dos fuentes primigenias que son el Santo Corán y la Sunna o tradición del Profeta (SAS).

Los verdaderos intelectuales musulmanes coinciden en que el espíritu del Yihad radica en la defensa de diferentes tipos de valores.

 

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page