CrónicasEn voz altaFeaturedIntegridad territorial

Mustafá Salma relata su historia sobre el Sáhara Marroquí Traducido por Mokhtar Gharbi

Memorias

 

 Introducción :

   Mustafá Salma Oueld Sidi Mouloud publica estos días artículos en su página de Facebook donde relata estaciones de su vida, en relación con el tema del Sáhara Marroquí, desde que fue secuestrado por la banda del polisario y deportado a los campos de Hamada en la región de Tindouf.

   Para estos episodios, eligió el título: « Por favor, no me digas que me calle, déjame respirar ».

   Elegimos para ustedes el inicio de su historia a partir del cuarto episodio, considerando los detalles que escribió en los tres episodios anteriores, todos desembocan en este cuarto episodio, que aún promete continuar en otros episodios, al que podemos volver si encontramos en los cuales lo que concierne al tema de este exiliado saharaui, hoy en las cercanías de Zuirat, Mauritania.

   Esto es lo que escribió en el cuarto episodio, que publicó el miércoles 16 de diciembre de 2020.

 

Dice:

   “Imagínense que el capitán de la policía del frente polisario anda deambulando por Marruecos! Lo más simple que puede traer a su familia, si le escribe salvación, es descubrir los secretos de esta aterradora bestia de la que escuchamos, pero no vemos (se refiere a Marruecos).

  El 83% de la población de los campamentos tienen menos de 50 años. Son a la edad del conflicto, sus ojos abiertos a la imagen de Marruecos, la bestia, de la que solo saben lo que escuchan. Y no me hables de internet y televisión por satélite, ya que son de los descubrimientos del siglo XXI, o al menos para nosotros en los campamentos. El primer teléfono que ingresó a nuestro (país) fue en 2003, y era un teléfono móvil, de lo contrario nunca conoceríamos el teléfono. Nuestra vecina, el pueblo de Tinduf, que se encuentra a menos de 8 kilómetros de nuestro campamento, observaba a nuestros ancianos y ancianas apiñarse en colas en las cabinas telefónicas de sus calles. Deberían poder extender un cable de comunicación a nuestro campamento, paro no lo hicieron hasta hoy.

   Vuelvo al origen de la historia y al hecho de que el capitán de la policía del frente está en la ciudad de Smara, en el sur de Marruecos. Y que está regresando hacia su familia y su país, y se le preguntarán. En nuestra costumbre decimos que el ausente no pregunta cuánto tiempo pasó, sino que, cuántas y cosas has traído.

   Pasé casi dos meses en la ciudad de Smara y su entorno, tratando de descubrir dónde se escondía esta aterradora bestia, que solíamos escuchar en nuestros campamentos, que ocupa la ciudad y captura a su gente. Vi que la vida de la gente es normal y mucho mejor de la que vivimos. Y eso no me excusó de seguir buscando. Incluso vagué por las tierras salvajes de los suburbios de la ciudad, sin encontrar un monstruo. No encontré rastro de la bestia. La bestia no existe.

  Recordé ser el capitán de la policía y la carga era pesada. Tengo que volver con un resultado. La gente preguntará. De hecho, dudará si regresa sano y salvo, ya que nadie ha regresado nunca del Bosque Oscuro. Todos los que fueron de nuestro campamento a Marruecos no regresan.

   Me encontré con muchas opciones, la más amarga e increíble de ellas en los campamentos.

   Una de estas opciones es la honestidad con uno mismo, con las personas y con mi familia, porque soy el amo de su policía: su ojo y sus oídos, y tengo que exponerlos con la verdad de lo que mis ojos han presenciado, porque somos los titulares de derechos honorables que no nos conviene fingir.

   También tenía una de esas opciones más cercanas a mí que rechazaba la hipocresía. Pero todavía hay una colina debajo. ¿Cómo los convenceré con solo decirlo? ¿Cómo los convenceré de que el monstruo no existe fuera de nuestra imaginación?

   Se me ocurrió la idea de mostrarles deambulando por mi ciudad de la que fui liberado en la antigüedad después de que fuera ocupada por el monstruo que mata arados y crías, y les digo por televisión que estoy aquí. Y yo dependo de ti. Por lo tanto, si no creyeran que el monstruo no existe, me ahorraría la vergüenza de ser descrito como un mentiroso si le decía a alguien que fui al bosque y regresé sano y salvo.

   No olviden, estamos en pleno verano de 2010. Decidí realizar una rueda de prensa en la ciudad de la que fui « liberado » hace casi 31 años.

  Y no te enojes, el que quieres que me calle, porque dije que estaba libre y no dije que fui secuestrado. ¿Sabes por qué? Suponga que es lo que dice la fuente de la libertad. Y que solo eres misericordioso conmigo que me llevó cuando era un niño de diez años liberado, sin el permiso de mi padre, para que no viviera como esclavo en mi pueblo natal y la cuna de mi juventud, que está ocupada por la bestia.

  Por Dios, cómo sería tan proverbial esta imagen rosada sobre los quienes nos han liberado!!!, si no hubiera sido por lo que sucedería después…

Y la historia continua…

Quien es:

   En septiembre de 2010, después de pasar casi dos meses en Smara y sus alrededores, deambular libremente y reunirse con sus amigos, conocidos y su familia, Mustafá Salma regresó a los campamentos de Hamada, anunciando la solución marroquí para la autonomía del Sáhara Occidental. En ese momento ocupaba el cargo de Inspector General de Seguridad del Polisario.

   Su regreso fue una gran valentía por su parte, especialmente porque llevaba un sueño que quería predicar a su familia y su tribu.

   El caso es sorprendente. ¿Por qué Mustafá Salma Ould Sidi Mouloud, inspector general de seguridad del Frente Polisario, salió de Marruecos el 30 de agosto, donde estuvo dos meses, para ir a defender el plan de autonomía marroquí en los campos?

   Tenía en aquel momento, 42 años, nació en Smara, la capital espiritual del Sahara Marroquí. Pertenece a la tribu Rguibat Lebihat, la grande entre los grandes, y es originario de Zemmour en el noreste de Marruecos. Su padre, Salma Sidi Mouloud, es un jeque muy respetado. No lo veía desde hacía más de 33 años, cuando fue secuestrado y deportado a los campos con su madre y cuatro de sus hermanas.

  Tras pasar dos meses en Marruecos con la máxima discreción, Ould Mouloud organizó una rueda de prensa el 9 de agosto de 2010. Allí manifestó su apoyo al plan de autonomía marroquí y su intención de volver a los campos para defender este plan con los vecinos del campo. Un proyecto que no implementó hasta pasados ​​veinte días. « Si viene a Marruecos es porque quería ver las cosas por sí mismo. No estaba muy contento con la dirección de los campamentos.    Un mes después de su llegada, afirmó que Marruecos puede no ser el paraíso, pero no es el infierno que describió el Polisario », y agregó: « Las manifestaciones del desarrollo económico y social me conmocionaron en las provincias del sur, « se refiere a las provincias del sur de Marruecos en el Sahara marroquí.

   El video a continuación contiene un resumen de parte de la historia y presenta extractos en vivo de algo de lo que sucedió. Una parte de lo que dijo en la rueda de prensa, y fotografías de su viaje desde Zouerate hasta donde será detenido en los campamentos.

 

https://www.facebook.com/mustafa.salma.79/videos/3329968627130064

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page