CrónicasEn voz altaFeatured

Musulmanes en España: si vivos tienen problemas, muertos tienen más (islami.es)

MORIR ES UN PROBLEMA; HACERLO COMO MUSULMÁN, MUCHO MÁS

 La CIE&Company y UCIDE&Financial han perdido su particular batalla  mercantilista que les hacía soñar con el encargo municipal de gestionar entierros de ciudadanos musulmanes en Madrid

 Era su gran reto empresarial: trasladar el ejemplo  a todas las regiones y provincias españolas, una fuente imparable de ingresos, su gran su sueño.

Las declaraciones de Maysoun Douas, concejala de Más Madrid, junto al secretismo de la Junta de Andalucía sobre las excavaciones en Granada, vienen a ratificar lo que ya todos sabíamos: que los muertos musulmanes valen poco.

Las continuas llamadas a colaboradores de este  medio de Amjad Sulayman, director de las excavaciones que han permitido sacar a la luz un importante cementerio musulmán en el centro de Granada, solicitando la retirada del artículo https://www.islami.es/articulo/actualidad/granada-hallazgo-arqueologico-cementerio-musulman/20220817195447004906.html, porque según manifiesta “le perjudica”, y que de no  ser retirado  “hablará con su abogado”, resultan absolutamente inaceptables por razones que no hace falta explicar, pues son de índole elemental en todo trabajo periodístico, cosa que estas personas venidas de países lejanos difícilmente van a querer entender.

El comportamiento de Amjad Sulayman es impropio de un profesional dedicado a desenterrar historia y ofrecer sus resultados a la sociedad. Pedir la retirada del artículo porque alguien le ha tirado de las orejas no debe hacerle olvidar que el artículo tiene como fundamento un comunicado de la Plataforma de Comunidades Musulmanas de Granada, con cuyos miembros estableció contacto, aceptando ser nombrado en la difusión de la noticia.

La Junta debería dar explicaciones sobre la situación suscitada dejando constancia sobre sus inmediatas y futuras decisiones sobre los restos encontrados. Asimismo, aclarar si en alguna de sus instalaciones permanecen desde hace tiempo restos sin registro ni declaración de ningún tipo, y por qué no han sido trasladados al cementerio musulmán de la ciudad. Y a todo esto, ¿Dónde está la CIE&Company?

Las excavaciones de Granada y las recientes declaraciones de Maysoun Douas, concejala de Más Madrid, hacen mucho más cierta la convicción de que morir en España es un verdadero problema para todo musulmán que se precie como tal, siendo aconsejable suscribir pólizas de seguro con cobertura de traslado del fallecido, ya que de no hacerse, el episodio a vivir puede resultar insoportable. Por otro lado, y si tienes suerte y te entierran, no pienses que ahí se acaba todo, pues podría suceder lo que acabamos de ver en Granada, que tus huesos acaben en una bolsa y en algún rincón de algún sótano sin nombre y solo  número.

En todo este enjambre de complicaciones para muertos musulmanes y sus familiares vivos, mucha culpa tienen  los que abanderan la siempre falsa representación de los ciudadanos musulmanes de España, como bien ha dejado claro la concejala de Más Madrid.

Los promotores de esos sitios mal llamados mezquitas de Madrid, son  en realidad auténticas máquinas de hacer dinero. Se trata de entidades mercantilistas de fino hocico  y mente maquiavélica que anteponen su propio interés al de los propios ciudadanos musulmanes que dicen representar, sirviéndoles el Islam como antídoto para diluir cualquier sospecha que pueda recaer sobre ellos.

La gran victoria es que no serán esas mezquitas –que no lo son, pues de una mezquita no pueden salir ni proyectarse ideas perniciosas para la sociedad- las que gestionen las defunciones y los enterramientos. Ese era el gran objetivo de estas personas: hacerse cargo de las defunciones y sus trámites a cambio de ingentes subvenciones del ayuntamiento de Madrid. Esperemos que nunca lo consigan, pues eso sí que sería grave y dejaría a los ciudadanos musulmanes en manos de unos mercaderes carentes de alma y dignidad  humana.

Todo lo que rodea a la CIE&Company es escabroso y casi siempre repulsivo, más aún si aparece el ensombrecido  perfil de la UCIDE, su fiel y leal escudero, sobre todo a la hora de pasar el platillo ante las instituciones para recoger dádivas en forma de subvenciones.

UCIDE ya ni atiende las llamadas del Tribunal de Cuentas para que devuelva lo que se llevó y nunca justificó. Menos hacen los jefes de la CIE&Company, quienes después de 30 años nunca han explicado el destino del dinero que durante todos esos años amasaron sin descanso ni control.

Con asuntos pendientes en los juzgados, habrá que esperar para ver en qué quedan todas esas actuaciones judiciales, aunque lo verdaderamente triste no son las decisiones que puedan tomarse llegado el momento, sino que tengan que estar inmersos en delicados procesos penales, causando daños irreparables a la propia imagen del Islam,  situación que no ocurre en ninguna de las otras confesiones establecidas en España.

La CIE&Company ha sabido transmitir un germen venenoso por todo el país, haciendo uso de sus delegaciones y de las de UCIDE. Una expansión que también decidieron  inocularse otras muchas organizaciones en formato ONG, tales como Luna Blanca en Ceuta, con suculentas subvenciones, o bien otras de perfil religioso, más de sesenta en la misma ciudad, ejemplo que se da por todo el país, con más de 1800 entidades religiosas repartidas por toda la geografía española.

Algunas de estas asociaciones con perfil de empresa han dado un salto cualitativo en sus aspiraciones  modernizado sus sistemas de detección de posibles vetas financieras, así suscribiendo contratos millonarios para gestionar festividades religiosas, también con Ceuta como ciudad experimental, o bien que la CIE&Company utilice su virtual delegación en la Ciudad Autónoma para solicitar subvenciones, siendo la última de 65.000€.

Y cuando no es realizando matrimonios y cobrando servicios sin declarar ni emitiendo recibos a los cónyuges, ahora incluso proponiendo la vía telemática para su realización, acuden a la vía de las subvenciones, siendo auténticos conocedores de sus vericuetos, fechas, plazos, importes, atajos para conseguirlas, etc. Auténticas sanguijuelas adheridas a la piel del Islam. Parásitos sociales que el Estado español aún no ha sabido poner en su lugar adecuado.

De: islami.es

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page