Buenos días MarruecosCrónicasFeatured

Nasser Bourita: Marruecos no tiene ninguna agenda en Libia

Las cosas, claras

El ministro de Asuntos Exteriores, Cooperación Africana y Marroquíes residentes en el exterior, Nasser Bourita, afirmó que “Marruecos no tiene ni agenda, ni iniciativa ni camino y nunca ha aceptado elegir entre los libios. Al contrario, todavía considera que los libios son hermanos y que asumen la responsabilidad y anteponen los intereses libios “.

El Reino no ha cambiado de posición a la luz de los acontecimientos sobre el terreno. Tiene una agenda solo la de Libia, ni interés excepto para Libia, ni de ninguna propuesta fuera de lo acordado por los libios ”, insistió el ministro que hablaba en la inauguración ayer en Bouznika, del diálogo libio entre las delegaciones del Alto Consejo de Estado libio y el Parlamento de Tobruk

Al tiempo que reiteró la posición del Reino que, dijo, solo está animado por el único deseo y la ambición imparcial de servir a Libia y estar al lado y apoyar al pueblo libio, Bourita enfatizó que Marruecos siempre ha estado y seguirá estando dispuesto a crear el espacio en el que los libios puedan debatir con espíritu constructivo y positivo para avanzar de acuerdo con la agenda que ellos mismos elijan y fomentar una interacción libia sin injerencias en las delegaciones, ni en la agenda ni en los resultados.

Bourita también recordó el enfoque del Reino, tal como lo definió el rey Mohammed VI, que quiere que la cuestión libia no sea una cuestión diplomática o un tema de disensión política, sino más bien una cuestión relativa a la suerte de un país hermano del Magreb, “con el que mantenemos una sincera fraternidad y cuya estabilidad y seguridad nos conciernen a todos”.

Insistió, en este sentido el canciller marroqui, en que Marruecos tiene plena confianza en las partes libias para continuar, sin dudarlo, en la salida de la crisis y superar la ecuación del ganador y el perdedor y la lógica de “cualquier ganancia”. 

Tras destacar la dinámica positiva observada recientemente en el expediente libio, en particular tras el alto el fuego y la presentación de iniciativas por las partes libias, y que, según él, es probable que prepare el terreno para avanzar hacia una solución a la crisis libia, el ministro pidió que el diálogo sea un enfoque pragmático y práctico para restaurar la confianza, construir entendimientos, ideas maduras y consenso y desarrollar acuerdos para sacar al país de la crisis.

Bourita también dijo estar convencido de que una solución a la crisis libia se basa en tres principios fundamentales, a saber, el patriotismo libio, la convicción de que la solución solo puede ser política y la confianza en las capacidades del Alto Consejo del Estado libio y de la Cámara de Representantes de Libia, con responsabilidad y capacidad para superar las dificultades circunstanciales.

Marruecos, observó Bourita, siempre ha trabajado con las Naciones Unidas y bajo su égida en el expediente libio y que el Reino continuará este enfoque en el futuro, como se propuso durante la visita a Rabat de la Representante Especial y Jefa de la Misión de Apoyo de las Naciones Unidas en Libia (UNSMIL) interina, Representante Especial Adjunta del Secretario General, Stéphanie Williams.

Como recordatorio, el diálogo libio entre las delegaciones del Alto Consejo de Estado libio y el Parlamento de Tobruk tiene como objetivo mantener el alto el fuego y abrir negociaciones para poner fin a los conflictos entre las partes libias. Se produce pocas semanas después de la visita a Marruecos del presidente del Alto Consejo de Estado libio, Khaled Al Mechri, y del presidente del Parlamento libio, Aguila Saleh, por invitación del presidente de la Cámara de Representantes marroquí.

Con Hespress

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page