Cronica desde TindufCrónicasFeatured

No son tiempos de Polisario El Marruecos de las victorias

Reivindicando la marroquinidad

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de argelinos de Tinduf y víctima de laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna pueda llegar.

 

 Los que conocen al Polisario y sus métodos polpotianos esperan que comience a castigar hasta las suposiciones.

Los sentimientos patrióticos marroquíes de la inmensa mayoría de la población de este gulag argelino de Tinduf es irreprimible. Surge de su más profunda convicción nacionalista e identitatria.

Los cuentos y las chiquilladas de la milicia de Argel para desviar la atención de las victorias de Marruecos en el Mundial y en el mundo provocan carcajadas. “Se persigue las brujas”. Los verdugos del Polisario están locos. Argel sabe que entre sus propias familias hay marroquíes.

Con España y hoy con Portugal, la gente se siente orgullosa por su país y sus historias victorias, ante las cuales, en la imposibilidad de negarlas, Argel y sus marionetas polisaristas tratan de asfixiar.

Lo que era solo futbol… un Mundial de Qatar se ha convertido aquí en los campamentos argelinos de Tinduf en una reivindicación de identidad y de marroquinidad.

La verdad brota siempre, aunque se reprime… Marruecos está cerca… muy cerca.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page