Antes de olvidarEn voz altaIntegridad territorial

Nombre común, el sahara en árabe es desierto: El Polisario vende gato por liebre

Ni es la primera vez en que evocamos el tema ni es la última en que otros comienzan a evocar el mismo tema: no hay peor ciego que el que no quiere ver ni peor necio que el que no quiere comprender: el sahara (minúscula) es un término árabe que en español equivale a desierto.

Ni es nombre propio como son España, Francia, Egipto, Argelia o Marruecos ni puede ser, como pretende la milicia del Polisario, el nombre de alguna entidad por moàs vitual que fuera. Es lo más común, aunque los petro-dinares argelinos le dieron hasta una “S” mayúscula.

O sea: que estamos ante una concepción puramente geográfica como podría ser una república del litoral, de las planicies o de las montañas. Por no haber existido nunca, jamás puede existir, salvo en la perturbada imaginación de las redes que aprovecha el sudor, las lágrimas y la extrema precariedad de unos rehenes en el gulag de Tinduf, para montar negocios de comisiones sobre la ayuda humanitaria internacional y sobre los diferentes tráficos desde y hacia Tinduf. Y no es casualidad que los responsables del organismo mundial en la actual Cuarta Comisión de la ONU no aceptaron la impostura de la “RASD”, limitándose a la milicia del Polisario mientras que los países, propiamente dicho, como Marruecos, tienen escaño, nombre y apellido y que el, además, el autoproclamado representante de esta milicia en la ONU como su “embajadora” en Perú que acabó en una comisaria por usurpación de identidad,, tiene que hacer la larga cola de los peticionarios para inscribirse como tal.

Afortunada o lamentablemente el ridículo no mata, pero si, esclarece.

 

 

 

 

Show More

Related Articles

Close
Close