CrónicasFeaturedMarruecos

Normalización con Israel: Lo intocable e irreversible de la postura marroquí

Geopolitica

 

Sara Kassir: redactora WEB, traductora e interprete
(ar/fr/esp/ang)

La postura rotunda del jefe del gobierno, Saâd Eddine El Othmani relativa a la no normalización de las relaciones entre Marruecos e Israel ha generado vivas reacciones , tan divergentes como contradictorias, entre el pueblo marroquí (formaciones políticas, sociedad civil, etc.). lo cual, personalmente, me ha llamado mucho la atención.

La postura del Reino a ese respecto es más clara que nunca: Marruecos no puede normalizar sus relaciones con Israel, y es obvio que una salida como la de El Othmani logra quebrantar el espíritu de muchos, sobre todo los que lo esperan a la vuelta de la esquina, entre las tan “unidas” formaciones políticas nacionales.

Ahora bien, hay un factor que juega a favor de la salida de El Othmani es el mismísimo contexto, es decir que no se ha pronunciado así como así y sin venir a cuento, sino que supo elegir el momento oportuno (después de que los Emiratos hayan decidido normalizar sus relaciones con Israel y antes de la visita de Kushner a la región). Dicho esto, me parece poco razonable que un país como Marruecos se niegue a manifestar su posición en lo referente a una de las causas árabe que más compromiso y unión necesita, al menos de parte de los árabes.

La presidencia de Marruecos en la Comisión de Al Qods y Bayt Mal Al Qods no es casual ni anodina. De hecho, SM el Rey Mohammed VI, presidente de dicha comisión, ha reiterado varias veces el apoyo que brinda Marruecos al pueblo palestino y a su causa, sin trampa ni cartón y con mucha claridad. Lo cual significa que el ejecutivo no hizo más que apoyar la postura oficial y sacar a la luz lo que, probablemente, muchos de nosotros  ya lo tenían por seguro.

Otra iniciativa loable que me gustaría tratar es la que tomaron muchos escritores, poetas e intelectuales marroquíes, al decidir retirarse de muchos premios y convocatorias literarios organizados por lo Emiratos Árabes, como expresión de rechazo a la nueva ruta que el país árabe decidió tomar.  Todo ello significa que a pesar de los pesares, en Marruecos aún late fuerte el corazón de la unión y del compromiso, dentro de  un cuerpo, en plena convalecencia.

 

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page