CrónicasEn voz altaFeatured

« Nos leen porque nos creen »*: Un gran honor, pero…

 

Ayer fui gratamente sorprendido al encontrar entre mi correo electrónico uno de España en el que un “alto cargo” me felicitaba “a título personal” (se comprende por qué) por mi artículo en infomarruecos.ma de las vísperas.

No conozco a mi remitente y ante la indiferencia hasta de la embajada de España en Rabat me pareció como un milagro, aunque como diría el difunto jefe de estado francés, el general De Gaulle: entre posible e imposible hay dos letras y un estado de ánimo.

“Le conozco a través de sus escritos en infomarruecos.ma y en otras tribunas, me escribe, por ello le escribo como lector para felicitarle de sus últimas columnas en su portal sobre lo que deberían ser las relaciones entre España y Marruecos”.

Todo un honor, no para mi personalmente sino para infomarruecos que parece que llega lejos y, para decirlo de alguna manera, a donde soñaba llegar.

Si… llegamos y hasta de manera elogiosa.

Evidentemente por cortesía y como agradecimiento contesté al “señor”:

“Muchas gracias, le dije. En infomarrucos somos un grupo de francotiradores que, normalmente, no esperamos tan insigne honor, aunque en la época de presidencia de gobierno de José Luis zapatero, uno de sus consejeros me había afirmado que una de nuestras notas había ‘enriquecido’ su concepción sobre el prefabricado problema del Sahara”.

Era, no cabía duda, una ocasión de recordarle que con una sola mano no se puede aplaudir.

“Atraigo su atención de que valoraciones positivas y realistas de SM el Rey Felipe VI sobre lo que deben ser nuestros vínculos bilaterales, del Presidente del gobierno español, Pedro Sánchez y de la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez no han podido suscitar interés alguno en la prensa española en la que nadie (ninguno) dijo esta boca es mía. ! Parece que no valía la pena! Si uno de ellos hubiese pronunciado una sola silaba contra Marruecos, esta prensa española, de punta a punta, hubiese armado la marimorena”.

Esta es la diferencia, eso lo añado yo aquí. La « noticia », como dicen nuestro amigos americanos, es que el hombre muerda al perro y no el perro al hombre ». O sea: que se diga la verdad sobre Marruecos no es noticia. Lo puede solo una difamación o una devaluación de su perfil y de su imagen.

 * Lema de « Mapuche », diario digital chileno

 

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page