CrónicasFeaturedLas cosas lo que son

Nosotros y el mundo: El hándicap del alineamiento

Diversificar es triunfar

 

Si de algo podemos sentirnos orgullosos los marroquíes en el casi transcurrido 2019 la margen de maniobra del Reino en sus relaciones diplomáticas, comerciales y hasta humanas.

Fácil decirlo, difícil comprenderlo en un mundo en el que los hay hasta que financian el aumento de sueldo de los funcionarios de la Casa Blanca y pagan por su imaginada “protección”.

De tal modo que, Marruecos opto exitosamente por la formación de una cooperación, cada vez más intensa y cada vez más fructífera, por la formación de una cooperación fuera de la esfera y del contexto tradicional.

China, Japón, Corea del Sur, Singapur y otros dragones o emergentes asiáticos reconfortaron al reino en su opción y concepción de su política exterior, proporcionándole, en un lapso de tiempo relativamente corto, lo que sus socios “tradicionales” no le pudieron ofrecer durante lustros.

Una tendencia en el buen sentido que se debe proseguir, reforzar e incrementar en el 2020… y es que nada, es más nocivo en esta mundialización y globalización que alineare como lo hicieron algunos actualmente en quiebras (en plural).

La independencia de la acción de un país se mide en su capacidad de multiplicar y diversificar sus relaciones, manteniendo las actuales en la mejor forma posible.

Marruecos, gracias a Dios, lo ha logrado.

 

 

 

Show More

Related Articles

Close
Close