CrónicasEstilo de vidaFeatured

Nostalgia Ahmed Elamraoui

Tribuna

Después de más de treinta años, vuelvo al colegio donde estudiaba de pequeño,  pero ahora como vigilante en los exámenes del bachillerato.

A la sazón lo veía tan grande como ningún colegio de la ciudad: las aulas reunidas en un rincón, y lo demás era espacio libre  para hacer deportes, con pequeñas subidas y bajadas naturales que hicieron campeones de atletismo. A esto se añadían dos superficies asfaltadas para baloncesto y vóleibol. Todo eso se ha reducido ahora en  pequeños campos de deportes sin rendimiento ni frutos.

En cada aula busco ahora a mis asientos de antaño, recordando las caras de mis profesores y mis colegas. También, imagino el ruido que provenía de los terrenos de juegos: muchachos y muchachas alegres, con sus pantalones cortos y sus zapatillas de plástico de pésimas condiciones. Recuerdo las risas escamoteadas de unas chicas pretenciosas, susurrando secretos de adolescencia prematura.

Recuerdo al profesor de francés paseando entre las filas, verificando los deberes: echando broncas a unos “Testarudos” que no querían estudiar y elogiando a otros, y luego preguntando:

  • ¿pues qué significa “la cire”( la cera)?

Todo el mundo se calló, de repente se levantó un dedo y luego:

  • C’est une substance que les abeilles nous donnent.

  • Hombre, eso de responder a partir de un libro viejo lo que otros buscaron no está bien heh, ¿dímelo en árabe si de verdad lo has entendido?

  • No sé señor.

  • Ves, eso de copiar del libro de años pasados no vale, siéntate.

Los alumnos de alrededor se echaron a burlarse diciendo:

  • Toma, quieres ser buen alumno, quieres pretender ser héroe, no lo hagas más. cabezón.

Otra gira entra las filas, el profesor se detuvo mirando al libro en cuestión, lo vio limpio sin escrituras ajenas, y dijo:

  • Oye ¿donde está lo que acabas de leer?

  • Aquí señor, en este pequeño cuaderno que usted nos mandó.

  • O sea que te lo has buscado en el diccionario.

  • Sí señor, y no volveré a cometer este delito.

Se empezó una historia inventada, en un tono lloriqueando buscándose devolver un poco de dignidad y sobre todo para ganar puntos y grados:

  • había buscado el diccionario de mi amigo que vive lejos. Por poco, un perro mi iba a morder porque era de noche y no había luz,,,

El profesor dijo:

  • está bien ya te compensaré.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page