CrónicasEn voz altaFeatured

Nouakchut/Ayer: Mauritania adopta un tratado de amistad y buena vecindad con España

Adopción

Coincidiendo con la suspensión de un tratado similar por la junta militar argelina por el apoyo de España a el plan marroquí de autonomía para el Sáhara, el Gobierno de Mauritania adoptó, ayer, miércoles 15 de junio de 2022, el tratado de amistad, buena vecindad y cooperación, firmado con España en 2008.

Escena retrospectiva. El presidente de Mauritania, Mohamed Ould Cheikh El Ghazouani, se encontraba de visita oficial en España del 16 al 18 de marzo de 2022. El último día de esta visita coincide con el histórico anuncio del jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, del apoyo de su país al plan de autonomía marroquí como única solución al diferendo creado en torno al Sáhara.

La confirmación de este apoyo, el miércoles 8 de junio siguiente, por parte de Pedro Sánchez ante las Cortes españolas, supuso una escalada sin precedentes por parte de Argelia, cuyo régimen decidió, de forma temeraria e intempestiva, suspender de inmediato el Tratado de amistad, buena vecindad y cooperación que une a Argelia con España desde 2002.

Sin embargo, se trata de un tratado del mismo nombre, que dormía en los cajones desde su firma en 2008, que el gobierno mauritano hizo público y adoptó el miércoles 15 de junio, durante su Consejo de Ministros semanal.

Como recordatorio, la larga hibernación del tratado mauritano-español de amistad, buena vecindad y cooperación está ligada a que fue firmado el 24 de julio de 2008 por el primer presidente civil elegido en Mauritania, el difunto Sidi ould Cheikh Abdallahi durante una visita oficial a Madrid. Pero, solo dos semanas después de esta firma, Ould Cheikh Abdallahi fue derrocado por un golpe militar, liderado el 6 de agosto de 2008 por el ex general, que asumió la presidencia durante una década, Mohamed Ould Abdel Aziz, actualmente bajo arresto domiciliario en espera de juicio por corrupción

Justo una semana después de la enloquecida cólera de Argel contra Madrid, la adopción del tratado mauritano-español de amistad, buena vecindad y cooperación, decidido el pasado 15 de junio por el presidente Mohamed Ould Cheikh El Ghazouani que presidía el Consejo de Ministros semanal, ¿es ¿una mera coincidencia del calendario? ¿Es este un acto de solidaridad con este importante aliado de Mauritania, España que, con toda sinceridad?

Preguntas que surgen tanto más legítimas cuanto que el mismo día 15 de junio el Ministerio de Asuntos Exteriores de Argelia publicó un nuevo comunicado oficial sobre su crisis con España.

Esta vez, Argel acusa al « Makhzen » de estar detrás de una información que circula en las redes sociales, según la cual Argelia no habría « obtenido los apoyos necesarios para la celebración de una reunión de emergencia de la Liga Árabe, con miras a obtener una declaración de solidaridad con ella ».

Lo menos que podemos hacer es que la decisión de Mauritania de activar su tratado de cooperación con España, en este preciso momento, sea un doloroso bofetón que a Argelia le resultará difícil de digerir. Salvo que la declaración del MAE argelino sea realmente directa al afirmar que Argelia no necesita el apoyo de nadie en su crisis con España.

De: Le360

Afficher plus

Articles similaires

Voir Aussi
Fermer
Bouton retour en haut de la page