Cronica desde TindufFeatured

Nueva reivindicación en el Polisario: Y El Sahara Oriental…

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a poder llegar parte de ellas.

Una primicia inherente de alterar las coordenadas de la ecuación (impostura) del Polisario: Una nueva corriente en el seno del Polisario que reivindica el Sahara Oriental argelino.
“Es normal, si hay un Sahara occidental es porque hay otro oriental”, refeccionaba Mahfud, un joven de 23 a nos mimado con leche polisariana.
“El Sahara es esto y en ello no hay amo ni padrino ni mentor. Si es   nuestro debe ser todo”. La opinión es de Jadijatu G, toda una vida dilapidada en el seno de la Unión de las mujeres saharauis.
Una nueva obsesión para el Polisario, cuyo mentor argelino le ha dado “muy poco tiempo para acabar con esta tendencia”.
“Si no…” Los argelinos están inquietos y sus domésticos del Polisario recorren en busca de los promotores de la reivindicación “que puede acabar con la ‘solidaridad de los hermanos argelinos’”.
“El Sahara, occidental y oriental”. La idea crece y se desarrolla, gusta y seduce en los campamentos y asusta tanto al señor argelino como al esclavo polisarista…
Génesis de una convulsión que cambiaría radicalmente la temática y el sentido de la “lucha” del Polisario y sus relaciones con su mentor argelino.
 
 
Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page