CrónicasFeaturedUltimos artículos

ONU: Marruecos reafirma su compromiso con una solución definitiva a la disputa regional sobre el Sahara marroquí y reitera el apoyo constante de Marruecos al diálogo interlibiano y la causa palestina

Postura

 Marruecos reafirmó su compromiso con una solución definitiva a la disputa regional en torno al Sahara marroquí, en el marco de la integridad territorial y la soberanía nacional, durante el segmento de alto nivel del 75º período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

“El Reino de Marruecos está constantemente apegado a los principios consagrados en la Carta de las Naciones Unidas, relacionados con el principio de solución pacífica de controversias y el respeto de la soberanía nacional de los Estados y su integridad territorial. A partir de ahí, Marruecos sigue comprometido para lograr una solución definitiva a la disputa regional sobre el Sahara marroquí, en el marco de su integridad territorial y soberanía nacional ”, subrayó el jefe de Gobierno, Saad Dine El Otmani, en un discurso pregrabado difundidohoy en la sala de reuniones en la Asamblea General frente a los representantes de los Estados Miembros de las Naciones Unidas en Nueva York.

La posición de Marruecos es inequívoca, ya que cualquier solución política final a esta disputa solo puede lograrse dentro de cuatro parámetros básicos, dijo el jefe de gobierno.

Se trata de la soberanía total de Marruecos sobre su Sahara y la iniciativa de autonomía como única solución a esta disputa artificial; la plena participación de todas las partes en la búsqueda de una solución final; el pleno respeto de los principios y parámetros consagrados por el Consejo de Seguridad en todas sus resoluciones desde 2007 según los cuales la solución solo puede ser política, realista, pragmática, duradera y de compromiso; y el rechazo de todos los planes  que el Secretario General de las Naciones Unidas y el Consejo de Seguridad han considerado desde hace veinte años como obsoletos e inaplicables, encaminados a trastornar el proceso político actual desde los parámetros establecidos por el Consejo de Seguridad. .

Otmani señalo, en este sentido, que el proceso político, bajo el auspicio exclusivo de Naciones Unidas, estuvo marcado por un nuevo impulso con la celebración de las dos mesas redondas en Ginebra en diciembre de 2018 y marzo de 2019, marcadas por la participación, por primera vez, de todas las partes.

 El Otmani dijo que es particularmente alentador que el Consejo de Seguridad haya consagrado el proceso de mesa redonda como el único camino hacia una solución política realista, pragmática, duradera y de compromiso para esta disputa regional.

Añadió que Marruecos reitera su profunda preocupación por la deplorable situación humanitaria de las poblaciones de los campamentos de Tinduf, cuya gestión ha sido abandonada por el país anfitrión a un grupo armado separatista, en flagrante violación de sus compromisos internacionales bajo  la Convención de 1951 sobre la Situación de los Refugiados y otras convenciones internacionales relacionadas con los derechos humanos y el derecho internacional humanitario.

El contexto de la pandemia Covid-19, prosiguió el jefe de gobierno, solo acentúa la preocupación por la suerte de esta población secuestrada en campamentos gestionados por un grupo armado sin legitimidad ante el derecho internacional. .

Ya es hora de que la comunidad internacional adopte medidas decisivas para presionar al país anfitrión para que permita que el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados lleve a cabo el censo y el registro de la población de los campamentos de Tinduf, de conformidad con el derecho internacional y velar por la ayuda humanitaria a los refugiados y los incesantes llamamientos del Consejo de Seguridad en todas sus resoluciones desde 2011, insistió e El Otmani.

Dicho censo se ha vuelto más necesario que nunca para poner fin a la malversación que se viene produciendo desde hace más de 40 años de ayuda humanitaria destinada a la población detenida en los campamentos de Tinduf, concluyó.
En otro orden de cosas, El Otmani destacó que “la seguridad de Libia, un país hermano con el que compartimos una historia común y un destino común, es una parte integral de la seguridad del Reino de Marruecos ”.

“Nueve años después del estallido de la crisis en Libia, la situación humanitaria y de seguridad se está deteriorando debido a la interferencia extranjera, incluida la intervención militar”, dijo.

Aseguró que la solución a esta crisis solo puede ser política y debe ser decidida por los propios libios, lejos de cualquier injerencia y agendas extranjeras, citando al respecto la reunión de Skhirat realizada con el apoyo de la comunidad internacional. .

“Marruecos sigue decidido a proporcionar un marco neutral para el diálogo entre las partes libias”, dijo, recordando que el Reino acogió durante este mes en Bouznika reuniones de delegaciones del Alto Consejo de Estado y del El parlamento de Tobruk que han resultado en un acuerdo global sobre criterios y mecanismos transparentes y objetivos para ocupar posiciones de soberanía.

Además, e El Otmani deploró la incapacidad de solucionar la cuestión de Palestina y relanzar el proceso de paz en Oriente Medio, y señaló que es “una fuente de profunda preocupación para el Reino”.

“No puede haber una paz justa y duradera sin que el pueblo palestino pueda ejercer su derecho legítimo a establecer su estado independiente y viable, con Al Quds acharif como su capital”, dijo el jefe de gobierno.

Marruecos, continuó, “rechaza categóricamente todas las acciones unilaterales de las autoridades israelíes en los territorios palestinos ocupados, ya sea en Cisjordania o en Al-Quds acharif”, asegurando que estas medidas corren el riesgo de avivar las tensiones y inestabilidad en la región.

Indicó que SM el Rey Mohammed VI, en su calidad de Presidente del Comité Al Quds, de la Organización de Cooperación Islámica, insiste en la preservación de la ciudad santa de Al Quds, como patrimonio común de la la humanidad, símbolo de la convivencia pacífica para los seguidores de las tres religiones monoteístas y centro de influencia de los valores de respeto mutuo y diálogo preconizados por la convocatoria de Al Quds que Su Majestad co-firmó con Su Santidad el Papa Francisco el día 30 Marzo 2019 en Rabat.

 El Otmani aprovechó la oportunidad para expresar la permanente solidaridad del Reino con el Líbano tras la explosión en el puerto de Beirut y sus dolorosas repercusiones materiales y humanas.

Como parte de su solidaridad efectiva, y siguiendo las altas instrucciones de Su Majestad el Rey Mohammed VI, el Reino ha proporcionado, recordó, ayuda médica y humanitaria al pueblo libanés, una iniciativa destinada a aliviar el terrible sufrimiento infligido a los habitantes de Beirut afectados por este trágico incidente.

Con MAP

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page