ONU/Sahara Representatividad: Fin de una impostura

0
Letrado Saad Sahli del Colegio de abogados de Rabat

Un problema de derecho internacional resuelto: El seminario regional del Comité de los 24 dependiente de la 4ª Comisión de la Asamblea General de la ONU, que se celebró en Granada del 9 al 11 de mayo de 2018, vio, por primera vez en los anales de este comité, dos representantes electos del Sahara marroquí: Mhamed Abba, vicepresidente de la región Laayoune-Sakia Al Hamra, y Ghalla Bahiya, vicepresidenta de la región Dakhla Oued Eddahab.

El seminario regional del Comité de los 24 que depende de la 4ª Comisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que se celebró en Granada del 9 al 11 de mayo de 2018, ha conocido, por primera vez en los anales de este comité, dos elegidos del Sahara marroquí: Mhamed Abba, vicepresidente de la región de el Aaiún-Sakia Al Hamra y la señora Bahiya Ghalla, vicepresidenta de la región de Río de Oro-la Güera
¿Quién se atrevería a poner en tela de juicio la pertenencia de los dos electos, salidos de las urnas y no impuestos por el mentor argelino de la banda del Polisario ni por éste debido a lazos familiares o de otra dudosa naturaleza como ocurre en los campamentos de Tindouf?
Dos electos, saharauis de pura cepa que representan a los saharauis de pura cepa, cada uno de su región, ambos elegidos democráticamente y que hacen bajar el telón sobre una falacia que ha durado mucho, gracias a complicidades en España y en otras partes.
Hoy, pues, Ghalla Bahiya y Mhamed Abba estrenan era de rectificación de una situación en la que la impostura argelina y la usurpación de representatividad de sus milicias polisarianas había introducido a muchos en el error.
En efecto, los saharauis tienen y reconocen a sus representantes, libres, amos de su destino y con un bagaje y capital de credibilidad como para contar con la confianza de sus electores saharauis. La ONU asi lo ha visto y con ello abre una nueva era de legitimidad de la representación y representatividad en espera de poner fin a los criados y domésticos del régimen argelino.
Además, algunos analistas consideran que la presencia de los representantes reales de los habitantes del Sahara es un reconocimiento de la integridad de las elecciones marroquíes, a diferencia de las milicias del Polisario.
La presencia es una declaración de reconocimiento de autonomía porque la soberanía que vino debajo de ella es la bandera marroquí y al mismo tiempo representativa de los habitantes del Sahara
Por primera vez se negocia con los saharauis bajo la bandera marroquí, lo que significa que la autonomía se ha convertido en un hecho y una evidencia fuera de todo cuestionamiento.
Al mismo tiempo, los estados como unidades internacionales independientes pueden tratar solo con otras unidades internacionales, no grupos ni bandas ni milicias.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here