Antes de olvidarCrónica internacionalFeatured

Oriente Medio/terrorismo: Adictos a la sangre

Antes de Donald Trump, el mundo o era, ni mucho menos, un oasis de la paz, pero… era infinitamente mejor y menos expuesto.

Estados Unidos y los suyos son los verdaderos enemigos de los pueblos y la auténtica amenaza a la paz y a la seguridad internacionales.
Así las cosas, las multimillonarias inversiones en grupos terroristas en la región, la ultima de 137 millones de dólares procedente hace unos días  sus vacas lecheras, no parecen, por màs que se insista en la alucinación, poder realizar el siniestro sueño de un “Nuevo oriente Medio”.
Las cartas están echadas. Washington, sus aliados occidentales y sus satélites y domésticos regionales han fracasado y no se vislumbran posibilidades de que puedan restablecer sus destructores planes en el próximo Oriente.
Han fracasado para siempre…
Pero, han dejado una caótica situación que tiende, poco a poco, a borrar del mapa medioriental oda influencia americana a pesar de sus satélites.
Perdieron Estados Unidos, Israel y los que giraban/giran en su órbita y la extremadamente peligrosa consecuencia es la natural metamorfosis del terrorismo cuando es derrotado.
Metamorfosis porque los que tienen alguna noción sobre el desarrollo de los focos terroristas en el mundo saben pertinentemente que, con la derrota, el terrorismo toma nueva forma pero… contra sus propios concertares porque al comienzo es una estrategia para desestabilizar y, de ser posiblen ocupar, a los demás, pero más tarde este terrorismo se convierte en una gravísima adicción.
Lo de Jordania y el reino Unido, entre otros no son màs que coletazos… pero mortales.
En Siria y en Irak por más millones de dólares para desincentivar al terrorismo, los pueblos sirio e iraquí han triunfado, a un elevadísimo y trágico precio, pero triunfo al fin y triunfo al cabo.
Quedan fuera Estados Unidos, Israel y los… suyos.
 
 
 
 
Afficher plus

Articles similaires

Voir Aussi
Fermer
Bouton retour en haut de la page