Cronica desde TindufCrónicasFeatured

¡Otro problema para el mentor argelino! Las victimas del Polisario

Indefendible!

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de argelinos de Tinduf y víctima de laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

En la cúpula del Polisario no faltan los que prevén un “golpe de mano” del mentor argelino para liberarse del actual jefe de su milicia, el refugiado Al Gali Al Mostada.

¡Demasiados errores… demasiadas meteduras de pata… demasiado su costo sobre la imagen y el perfil del mentor!

Unos relacionan la recién desbandada en la Cuarta Comisión de la ONU y en la inmensa mayoría de las cancillerías del mundo a la deteriorada e indefendible imagen de Gali. Otros a la improvisación y a la falta de experiencia sin la orientación argelina, demasiado ocupada en salvar la nace de su Cumbre árabe que comienza a echar agua. Todos, sin revelarlo, porque obvias serían las consecuencias, saben que no hay perspectivas ni siquiera con el valor, la valentía y, sobre todo el realismo h el sentido común de aceptar el proyecto marroquí de autonomía en su Sahara, única salida honrosa a este naufragio de 47 años, arrastrando a miles de inocentes.

Así las cosas, nadie sabe hasta cuándo se permanecerá dando espalda a lo que no solo es la mejor solución, sino la única.

Desperdiciar esta ocasión sería peor que un crimen, un error.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page