Cronica desde TindufFeatured

Oudadi Ould Benamar o la imagen del destino de la ayuda humanitaria a los “saharauis”

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a poder llegar parte de ellas.

La gente, en estos tristes campamentos, con su ración de medio kilogramo de arroz para tres días en las manos y las miradas hacia el cielo, piden al Todopoderoso justicia y castigos. Ya nadie aquí en estos tristes campamentos ignora que la “generosidad” del delegado de la banda del Polisario en Navarra, Baddadi Benamar alias Ouddadi Ould Benamar no ha sido ni es ni puede concebirse como un acto personal o aislado. Así es el Polisario, así fue siempre, aunque Podemos y no Podemos en España digan lo contrario.

El hombre es un botón de muestra de la opulencia en la que nadan los dirigentes de la banda dele Polisario y otra prueba de las vías y cauces que toman los ingresos de la ayuda humanitaria.

Gracias a Ouddadi Ould Benamar los españoles y los ciudadanos del mundo en general descubren las maneras de actuar de la cúpula de las milicias del Polisario y sus capos argelinos.

 internacional una vez malversada y repartida entre la cúpula del Polisario y sus mentores argelinos.

La gente pide a la comunidad internacional y màs concretamente a los donantes de esta ayuda humanitaria y velar por su destino y a privar a los caciques y las aves de rapiña del Polisario y sus socios argelinos apoderarse de ella para dilapidarla en tan inmorales ocasiones.

 

 

Show More

Related Articles

Close
Close