Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Pagados con bolsas de arroz de la ayuda humanitaria: El Polisario y sus voceros

 

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de argelinos de Tinduf y víctima de laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna pueda llegar.

 

Me decía ayer un amigo mauritano “¿por qué no hablas de algo más decente que el Polisario”.

Lo de “decente” tiene explicación: El hombre conoce la “causa”, sus raíces y sus motivaciones. Por algo estuvo más de 26 años en los campamentos, donde, como la inmensa mayoría de los mauritanos paso gran parte de ellos en las prisiones del Polisario.

Tanto él como casi todo el mundo sabe que los voceros que cobran por sacos de arroz de la ayuda humanitaria internacional no dicen ni un sola frase verdad.

Lo suyo es el arroz y no importa si se les lea o no, si se les crea o no… a por el arroz!

“Decente”, pues, en alusión a las mentiras a sus secuestrados en Tinduf sobre el curso de una fuera imaginaria. Los soldados marroquíes en el Sahara no tienen tiempo para el Polisario. Están muy ocupados con sus Leones del Atlas y del orgullo.

Luego, los “simpatizantes” españoles (los que no cobran) comienzan a preguntarse “¿Qué pinta lo de ‘árabe’ en la RASD, si los países árabes están firmemente comprometidos con la integridad territorial de Marruecos y como acaba de pasar en Riad en la cumbre China-Mundo árabe ni si recuerda de una milicia que usurpa la calidad árabe”?

El Polisario no es nada. El Polisario es una mentira argelina… un perverso sueno de Changriha que va desmoronándose.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page