CrónicasFeaturedLas cosas lo que son

Para Argelia El Sahara marroquí es cuestión de rentabilidad

Inversión inapropiada

 

Ayer, domingo 9/2, comenzaron en Adís Abeba los trabajos de la 33ª Cumbre Ordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Africana (UA).

El presidente de la Comisión de la Unión Africana (UA), Moussa Faki Mahamat, confirmó, en el trascurso de este conclave africano, la exclusividad de las Naciones Unidas en la resolución de la cuestión del Sáhara marroquí.

Mismo tono del jefe de nuestra diplomacia, Nasser Bourita y no es ninguna redundancia porque, tratándose de un foro africano como la UA nunca faltan los “espontáneos” por su cuenta o por la de otros comanditarios creen en los “momentos de inadvertencia”.

Pero, todo indica que la inmensa mayoría de los países africanos, unos más que potros no ignoran lo que busca Argelia y su Polisario, que, dicho sea de paso, no tiene absolutamente nada que ver con los principios y objetivos de la acción africana común.

En 35 años, porque luego hubo un apretón del cinturón debido a la quiebra de todo tipo, el régimen argelino ha dilapidado más de 60 000 millones de dólares en hoteles de cinco estrellas para sus marionetas del Polisario, las primeras clases en aviones y, naturalmente en la compra de conciencias.

Hoy por hoy más que “causa”, para Argelia y su nueva nomenclatura, se trata de un “caso” en el que solo se busca recuperar, aunque solo parte de lo despilfarrado en este inútil y contra productivo asunto.

Cómo era Argelia sin Polisario y en qué se ha convertido con él. Hay negocios que conducen a la ruina y a la bancarrota.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page