Buenas noches MarruecosFeatured

“Para garantizar la gobernabilidad” del país, Pedro Sánchez señalaba el mantenimiento de los Presupuestos Generales del Estado de 2018

El nuevo Gobierno de Pedro Sánchez se ha puesto en marcha. Veremos si en su intento de agotar la legislatura consigue encarrilar los proyectos que el Partido Popular tenía bloqueados en el Congreso y conseguir los 180 votos parlamentarios de Unidos Podemos y los nacionalistas catalanes y vascos que lo invistieron presidente.

Imrani Idrissi Hamid
Son muchos los frentes abiertos que la nueva ejecutiva debe considerar y que requieren dedicación inmediata. Entre los asuntos clave, su posición ante el tema catalán, que pretende desde el diálogo conseguir el equilibrio entre los intereses independentistas y los límites constitucionales que defiende Sánchez.
Queda pendiente la reunión de Pedro Sánchez con el Presidente de la Generalitat, Quim Torra, para el próximo 9 de julio, aunque este pasado sábado compartían tribuna junto al rey Felipe VI al inaugurarse los Juegos del Mediterráneo. La nueva ministra de Política Territorial, Meritxell Batet apuesta por una reforma urgente de la Constitución para establecer nuevas bases para el pacto territorial de España, que por supuesto no goza del apoyo de los ultranacionalistas ´Ciudadanos´ y del añejo estancamiento ´españolista del ‘PP´.
Por “responsabilidad” y “para garantizar la gobernabilidad” del país, Pedro Sánchez señalaba el mantenimiento de los Presupuestos Generales del Estado de 2018. Rechazados por el propio PSOE y toda la izquierda parlamentaria, así como los nacionalistas catalanes, suponen la continuación del empobrecimiento de la ciudadanía y evidencian una falta de fiscalidad suficiente, justa y progresiva y siguen limitando la inversión en asuntos sociales. La política de austeridad impuestas desde 2010 ha sido la norma económica establecida en el gobierno de Rajoy y aunque los más optimistas hablan de la salida de la crisis, la situación es que entre la población siguen persistiendo pobreza y desigualdad.
Por su parte, la nueva ministra de Hacienda, María Jesús Montero, pretende cumplir con el objetivo de déficit del 2,2% prometido a la UE. No tuvo problemas en sus cargos como Consejera de Sanidad y Consumo (2002-2012), Consejera de Salud y Bienestar Social (2012-2013) y posteriormente como Consejera de Hacienda y Administraciones Publicas en la Junta de Andalucía (2013-2018), de aplicar con mano dura los severos recortes al gasto público que si bien le sirvieron a la comunidad para cumplir con sus objetivos de déficit, fueron motivo de críticas y movilizaciones por parte de la ciudadanía y profesionales del sector implicados, como los sanitarios y de educación.
Se suman otros puntos en los que comprobar el propósito de la ejecutiva socialista en temas como políticas sociales, reforma laboral, feminismo y memoria histórica.
Pretende promover una ley para convertir en un derecho las becas educativas, restituir la universalidad de la sanidad pública, impulsar un “debate sereno” sobre el sistema de pensiones y derogar el llamado ´impuesto al Sol´, promoviendo leyes que incentiven la inversión en energías renovables.
Pedro Sánchez declaraba con relación a la reforma laboral que “es necesaria, pero no hay una mayoría parlamentaria para hacerlo”, aunque considera que hay un amplio margen para la igualdad laboral y salarial entre hombres y mujeres y para aprobar un plan director de lucha contra la explotación laboral.
Pretende con celeridad que se trasladen los restos del dictador Franco del Valle de los Caídos, lugar emblemático construido por los presos de la guerra civil y que sigue siendo lugar de culto para los fascistas españoles. Sánchez comentaba al respecto “Creo que una democracia madura como la nuestra, europea, no puede tener símbolos que separen a los españoles. Este Gobierno va a cumplir con el mandato del Congreso de los Diputados de 2017 de convertir el Valle de los Caídos en un lugar de reconciliación.”
Otro tema sobre la mesa era el desbloqueo de la Radio Televisión Española y este 22 de junio la ministra portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, anunciaba tras la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la aprobación del  Real Decreto Ley para la inmediata renovación del Consejo de RTVE.
Sánchez habría anunciado su promesa a derogar parte de la criticada Ley Mordaza. “Me refiero a los artículos que limitan desproporcionadamente, a nuestro juicio, el ejercicio de los derechos de reunión, manifestación, libertad de expresión; a los artículos que restringen, y mucho, la libertad de información de los profesionales del periodismo o a la disposición final que permite la expulsión de extranjeros en frontera de forma arbitraria y sin derecho a la tutela judicial efectiva”.
La Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI) ha expresado al Presidente Sánchez su satisfacción por su anuncio, aunque le ha pedido que no se limite únicamente a los artículos que la oposición recurriera ante el Constitucional en 2015, tras la aprobación de la controvertida ley de Seguridad Ciudadana, sino que amplíe sus miras y derogue otros artículos que suponen también la vulneración de los derechos fundamentales.
También la Unión Progresista de Fiscales de España insta la derogación de restricciones existentes en la ley y que sean eliminadas por injustificadas y desproporcionadas.
Por su parte, el partido saliente impulsor de esta ley y que aprobó por contar con la mayoría y sin tener en cuenta la oposición en bloque del resto de partidos políticos, el Partido Popular, está ahora enfocado en otro tema: encontrar el sustituto a Rajoy.
El ex presidente mismo proponía el 20 y 21 de julio para el congreso extraordinario del partido y expresaba al respecto: “Ni quiero ni voy a designar a nadie, no tengo sucesor ni delfines. Debe ser una libre elección del PP que voy a respetar en todo momento. Es lo más justo. Estoy seguro de que todos estaremos a la altura de la situación y primará siempre el interés del partido”. De esta escucha podemos concluir que seguirá primando el interés del partido,  no el de la ciudadanía, sentenciando a continuar lo que ya ocurrió en su legislatura.
También Pedro Sánchez dictaminó con sus palabras la dimisión de su recién electo ministro de Cultura y Deportes, Màxim Huerta. Recordemos que Sánchez en el 2015 hizo unas declaraciones en contra de crear empresas para tributar menos, y que de conocer que alguien de su ejecutiva lo hubiera hecho estaría fuera al día siguiente. Sus palabras le “estallaron en la cara” pues esa fue la actuación de su ex ministro.
Y es que quedan recogidas cada una de las declaraciones en prensa, televisión y redes sociales, fotografías que permanecerán en la retina de la historia. Como también quedará anotado que el Gobierno en España de Pedro Sánchez fue el que acogió a los inmigrantes del Aquarius tras la negativa de Italia y Malta a abrir sus puertos.
Sin duda el señor Sánchez ha iniciado el liderazgo del cambio en la estrategias migratorias en Europa, gesto que ha gustado en general a la solidaria ciudadanía española y que posteriormente ha contado con el apoyo del gobierno francés, quien se ha ofrecido a recibir en su territorio a los inmigrantes que lo soliciten.
Queda por determinar su postura en relación con el tema del Sahara. Mientras tanto, la maquinaria pro Polisario y anti marroquí se ha puesto en marcha para ejercer su presión a la nueva ejecutiva en España. Así queda recogido en un comunicado de la Coordinadora estatal de Asociaciones Solidarias con el Sahara, CEAS, en la que le preguntan al nuevo ministro de Exteriores Josep Borrell si realizará su primer viaje oficial a Marruecos.
Francia ha sido el destino del primer viaje oficial de Pedro Sánchez rompiendo con la tradición de que Marruecos fuese el primer país visitado por los presidentes de gobierno españoles, desde el socialista Felipe González.  Este mismo sábado se ha reunido con el presidente galo Enmanuel Macron, donde han tratado entre otros el tema de la política migratoria, “que afecta a todos los países, no solo los fronterizos. Debe ser común y basarse en la solidaridad y el respeto a los derechos humanos”, expresaba Sánchez, quien también agradecía la enorme solidaridad del Gobierno Macron en el caso Aquarius.
Sánchez inicia así su gira europea que le reunirá con la canciller alemana Angela Merkel, el presidente de la Comisión Europea, J. Claude Juncker y con el primer ministro portugués, Antonio Costa.
El vacante escaño de la ex diputada Maritxell Batet  al tomar posesión con ministra, ha sido ocupado por el político socialista de origen marroquí Mohamed Chaib, cosa que no ha gustado a los grupos pro Polisario y ha sido recibido con duras críticas por “las plumas” pagadas por los militares argelinos y por el “eterno” presidente de CEAS. Esta semana pasada, el Parlamento Europeo exigía por unanimidad la liberación de Maloma y otras mujeres secuestradas en Tinduf (Argelia), instando al Gobierno español a una negociación directa con el régimen argelino. Y es que ya son años de lucha los de la asociación “La libertad es su derecho” quienes a nivel local, nacional e internacional han ido denunciando lo que también señala el eurodiputado Peter Jahr “un secuestro en toda regla.” 
Este es otro tema candente a solucionar por Pedro Sánchez, a quien esperamos ver en una foto de reunión con las familias y amigos de estas más de cincuenta mujeres secuestradas, algunas de nacionalidad española, en vez de fotografiarse, como sucedió en el XXXIX congreso del PSOE en el que fue elegido Secretario General, con los delegados de los propios secuestradores.
Hamid El Imrani El Idrissi
Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page