Cronica desde TindufCrónicasFeatured

¿Pero qué pasa entre Argelia y su milicia? Incorregible, Polisario

Bronca!

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de argelinos de Tinduf y víctima de laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna pueda llegar.

 

En los campamentos circulan, desde hace días, persistentes rumores de un nuevo tirón de orejas del mentor argelino a la cúpula polisarista, especialmente a su “presidente”.

El nuevo motivo argelino es el incontrolable y desenfrenado apetito de los miembros de la dirección del Polisario a enriquecerse como sea, donde sea, cuando sea y a expensas de quien sea.

Esta galopante “manía”, según los servicios secretos argelinos desmoraliza a los “combatientes” que, a todas luces “ya no dan ni golpe”.

¿Qué golpe pueden dar? Los que lo han intentado, incluso los que querían dar “ejemplo” no han sobrevivido para contarlo.

Para muchos en este gulag argelino, se trata de una lanera como cualquier otra de reconocer, aunque implícitamente que “esto se ha acabado”.

La gente quiere cambio. La gente quiere otra cosa, otros rostros y otras y más honestas formas de ser… la gente quiere su país: Marruecos, está harta de malversaciones, de tráficos, de mentiras y de fracasos.

Marruecos está cerca… Marruecos está a la vuelta de la esquina.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page