Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Pese a todos los pesares: Argelia deberá elegir otra vía

Ineluctable!

 

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de argelinos de Tinduf y víctima de laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

No cabe la menor duda de que no hay peor ciego que el que no quiere ver. En este Guantánamo argelino en África llamado Campamentos de Tinduf los que tienen “buen olfato” han olido hace tiempo que en Argelia el discurso real marroquí del Trono ha encontrado oídos receptivos pero que algunos focos de resistencia tratan de sofocar o, a falta de lo cual, deformar o eclipsar.

Lo que explica la histeria y la precipitación de la cúpula de la milicia del Polisario en presentar “éxitos”, “logros” y “realizaciones”.

En Argel como en el resto del mundo nadie da más importancia de lo que se merece un régimen dirigido por ex guerrilleros obligados a convertirse en un instrumento del establishment para ideologizar y encauzar las relaciones del país que les ha confiado sus riendas, en lo imprevisible y en lo coyuntural.

Ni las armas de Marruecos ni las de Argelia pueden ni deben servir nunca… jamás contra uno de ellos. Los estragos de suciedad entre las urnas y la carne que es la banda armada del Polisario tiene límites en el espacio y en el tiempo…

Por ello la mano tendida del Rey Mohamed VI en su discurso del Trono no ha sido la última. Por la paz y la concordia se debe insistir. La lógica de la sensatez nunca se pierde. Tarde o temprano surte efecto.

Mañana es… hoy.

Entre otros temas de Khalil R’Guibi en infomarruecos.ma

  • Campamentos argelinos de Tinduf: Lógica de insensatez

  • Argelia/Marruecos: ¿De qué tema el Polisario?

  • Argelia y su teoría complotista Ya nadie lo cree…

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page