América LatinaFeatured

Pobreza extrema en América Latina llega a límites insospechados Dr. Mario H. Concha Vergara, Ph.D. – Director de la Corporación Olof Palme-Chile

 Los datos fueron revelados en el más reciente informe de la CEPAL y la FAO.

El hambre es un crimen, y si sigue siendo no podremos construir la paz y se aprovecharán de ello políticos inescrupulosos que engañan a los pueblos con populismo barato…

Más de 246 millones de latinoamericanos se encuentran entre pobreza y pobreza extrema, lo que representa cuatro de cada diez ciudadanos, según el más reciente informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

La cantidad de personas en pobreza extrema continuó su aumento en 2017 hasta alcanzar el punto más alto en una década, con unos 62 millones de latinoamericanos en esta condición, lo que representa el 10,2 % de la poblaciónLa pobreza en América Latina se mantuvo estable en 2017, pero aumentó la pobreza extrema, alcanzando su nivel más alto desde 2008, mientras que la desigualdad se redujo apreciablemente desde 2000.

« El quintil más pobre tiene menos acceso a la educación, a las servicios, a la inclusión social y laboral. Es más dependiente de las transferencias que vengan del sector público », dijo la secretaria ejecutiva de CEPAL, Alicia Bárcena, al terminar la presentación del informe.

Frente a un contexto económico incierto, caracterizado por el bajo crecimiento económico y el aumento en el desempleo, CEPAL pidió a los Gobiernos latinoamericanos implementar « políticas de inclusión laboral y social para erradicar la pobreza y disminuir la desigualdad ».

Para solucionar el fenómeno de la pobreza latinoamericana es necesario, al existir un contexto económico incierto, reforzar las políticas de inclusión laboral y social con sistemas de protección social en América Latina.

Diferencias por país : la CEPAL informó que los niveles de pobreza y pobreza extrema en la región son muy diferentes en cada país. Chile y Uruguay son los únicos países cuya tasa de pobreza es inferior al 10%; en Argentina, Brasil, Costa Rica, Ecuador, Panamá, Paraguay y Perú se ubica entre el 15% y el 25%; en República Dominicana y Colombia, la tasa de pobreza se encuentra entre el 25% y el 35%; y en Bolivia, El Salvador y México, la pobreza supera el 35%. Venezuela es un caso especial pues el gobierno dictatorial se niega a proporcionar información; pero, fuentes privadas estiman que al menos el 80% de la población sufre entre pobreza y pobreza extrema.

En América Latina, la región más desigual del mundo, hubo avances importantes en los últimos 15 años, de acuerdo con la CEPAL.

Por otra parte, la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estimó que el alto precio de los alimentos, que se ubica 40% por encima de los niveles de 2007, y subirá incluso en los próximos años, más allá de las turbulencias que en las últimas semanas sufrieron los valores de las materias primas, con la caída de más de 20% en cinco semanas para la soja, y que encendieron luces de alerta para la economía argentina.

La FAO considera que « la demanda de los consumidores en países con economías de rápido crecimiento, aumentará; y la población sigue creciendo » por lo que los precios de las materias primas agrícolas seguirán elevados en la próxima década.

« La combinación de alza y volatilidad de precios genera una situación que no beneficia a los productores ni a los consumidores », señaló José Graziano da Silva

Por otra parte la FAO dice que también que los altos precios de los commodities permitirían « mejores ingresos para la agricultura familiar, para incentivar la inversión y la producción agroalimentaria, así como las exportaciones ». Los consumidores, sin embargo, seguirán sufriendo la inflación lo que los hará cada día más pobres. La FAO expresó que “el problema del hambre radica en el poco poder para comprar alimentos por parte de las personas, aunado a la poca capacidad de acceso hacia ellos”.

La FAO denunció la poca inversión en agricultura por parte de los países latinoamericanos. Eso significa que por primera vez en 10 años la pobreza rural vuelve a aumentar en la región, lo que significa 59 millones de personas.

La pobreza en Latinoamérica es un círculo vicioso. Malas políticas, dictaduras como las de Nicaragua y Venezuela, la falta de inversión, gobiernos que no entienden que un país es rico y feliz si logra alimentar a su pueblo, son las enfermedades sociales y económicas que sufre la región por muchos años y a las cuales debe ponérseles fin para lograr la estabilidad y crecimiento de las naciones.

e-mail: [email protected]

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page