CrónicasFeaturedMarruecos, Aquí, Ahora

  Poder adquisitivo: Las confidencias del tendero Brahim

Honestidad bruta

 

El tendero Brahim es un cincuentón, de origen susi, robusto como una piedra y honesto como un santo.

El barrio los vecinos le tienen una ciega confianza. “Jamás nos ha decepcionado”, testimonia Aicha una de sus clientes de desde hace casi 20 años.

Traigo su historia a colación porque ayer el buen hombre me confesaba que “tengo vergüenza de decir a mis clientes los nuevos precios”. Afirma que además de vergüenza teme que no se le crea “después de una vida en la que nunca me he desviado de la honestidad y de la rectitud”.

Cuenta que a veces “prefiero que no me compren una cosa para no preguntarme el precio”. “Todo se ha disparado y la gente difícilmente lo puede entender”.

La honestidad no tiene a preferidos. Se instala donde menos se piense.

De hecho, la fidelidad y la confianza del vecindario han construido los principales pilares de la prosperidad comercial de Brahim.

Se lo merece…

Jihane.jedidi002@gmail.com

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page