Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Polisario a dos dedos de “organización terrorista”: ¡Silencio en Argel, Suspense en Tinduf!

Desastre!

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de argelinos de Tinduf y víctima de laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

En Argel no saben cómo valorar el desastre de sus peticionarios en la Cuarta Comisión de la ONU. Un papel inverso que ha costado una fortuna y unos catastróficos resultados. Finalmente, el Polisario y sus payasos que hacen el destape ante el mundo. Argumentos incoherentes. Historia inventada. Redundancia que apesta impostura y una serie de pretextos incongruentes. Argel ha vuelto a pecar, creyendo que solo sus militares son capaces de pensar. Total: nunca antes el Polisario ha sido tan estigmatizado.

Casi unánimemente, la integridad territorial de Marruecos ha sido/es la opción y la concepción.

Nos acercamos al desenlace. La junta militar argelina deberá decidir si quiere o no quiere una solución. Su milicia del Polisario debe acatar las decisiones del organismo mundial o sufrir las peores consecuencias. Una vez más el tiro ha salido por la culata. De nada han servido las amenazas de dones iraníes ni los imaginarios ataques. La MINURSO dijo lo que observó y el Secretario general de la ONU sabe en qué debe basar su informe.

Hoy por hoy solo le queda a Argelia y su Polisario inventar éxitos donde no los ha habido ni puede haber.

La verdad acaba siempre por prevalecer.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page