Cronica desde TindufFeatured

Polisario/Aniversario Una impostura de 43 años

El Polisario: una impostura de muy mal gusto que ha durado ya lo suficiente

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a poder llegar parte de ellas.

En medio de una creciente preocupación por sus ingresos de los diferentes tráficos a causa de la “ocupación” de sus mentores argelinos con la De San Quinten en su país, el Polisario o lo que queda de él, con el 80% de los miembros de su cúpula, incluido el “presidente” bajo órdenes de captura y detención internacionales por diversos crímenes pretende hacer un desvío y una desviación distrayendo a la población de estos tristes campamentos en un aniversario de la quimérica “república de las arenas.

Aniversario es una ocasión de balances y perspectivas. ¿Qué puede presentar el Polisario? ¿Seguirá hablando de recursos naturales, Dónde?

Hoy como ayer, ayer como mañana. Desde hace 43 años, la misma mentira, la misma impostura, la misma pesadilla. Todos estudiamos en Cuba y todos conocemos esta hueca literatura cubana.

Todo el mundo sabe, a estas alturas, que nunca hubo éxodo, sino razias organizadas en 1975 por Buicher Mostafa Sayed y Mahduf Sidi Biba contra la población rural que había permanecido fuera de las ciudades del Sahara marroquí.

¿Se atrevería, a hablar de África, de la Unión europea, de Estados Unidos, del mundo?

¿Se atreverían a hablar de la situación de la población de estos tristes campamentos argelinos, como vive y como se le había prometido vivir?

El Polisario: una impostura de muy mal gusto que ha durado ya lo suficiente.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page