Cronica desde TindufFeatured

Polisario, Argelia/España: ¿Fin de la malversación de la ayuda humanitaria?

Contrabando de ayuda humanitaria

 

No importa quién soy ni cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a poder llegar .

Los mercaderes españoles y sus cómplices en la cúpula del Polisario de la tragedia de las poblaciones de los campamentos de Tinduf ponen el grito en el cielo. Alguien en las aduanas argelinas ha decidido poner fin a su inmoral negocio en el Gulag de Tinduf.

Desde hace días, camiones y camionetas de la mafia española mercader de la sangre y las lágrimas de los inocentes en los “Campamentos de Tinduf están bloqueados. “O van a donde deben ir o no pasan de estas fronteras”.

Desde hace años, estos ¡mercaderes españoles del dolor de los saharauis se dedican a este muy sucio negocio de la “ayuda” humanitaria española que va directamente a mercados en Mali, Mauritania o incluso en Argelia., recaudando la cúpula del Polisario sus ingresos y cobrando la mafia española de la solidaridad de pandereta sus jugosas comisiones.

La gente de los campamentos ruega a Dios que las autoridades argelinas no se limitaran a confiscar este contrabando de “ayuda” humanitaria, sino de traducir a sus contrabandistas ante la justicia española ol internacional.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page