Cronica desde TindufFeatured

Polisario/Argelia: Nos queda Marruecos

No importa quién soy ni cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a poder llegar .

El persistente comentario, estos días, en estos tristes campamentos: Argelia se desmarca sutilmente de las chiquilladas del Polisario.

Primero en la reciente Cuarta Comisión de la ONU, la dirección del Polisario ha constatado cabalmente un distanciamiento de Argelia, sin precedentes desde que había creado a su “frente”, lo que dio lugar a una verdadera desbandada que ni Cuna, ni Venezuela ni África del Sur pudieron frenar. “Sin Argelia esto se acaba”. Mahfud BJL no mastica sus palabras.

Luego el ex patrón del ex partido único argelino FLN, encargado de la creación, gestión y desarrollo de la cuestión separatista en el Sahara, da riendas sueltas a su lengua y a su pensamiento, afirmando que el Sahara es marroqui y nunca fue otra cosa y que el Polisario cuesta inútilmente el ojo de la cara a los argelinos y que se debe poner fin a esta hemorragia.

Amar Saadani o habla solo por sí solo. Es un mensaje. Un presagio de la postura oficial y popular argelinas. A la nueva Argelia no le interesan superfluas dilapidaciones de los fondos públicos. A la nueva Argelia no le interesa el Polisario y sus coletazos. A la nueva Argelia solo le interesa cortar la hemorragia del despilfarro en Tinduf y, de ser posible, recuperar parte de los patrimonios financieros de los dirigentes del Polisario, acumulados a expensas de Argelia, primero y de esta pobre población de los campamentos.

Un nuevo paréntesis se abre al proyecto separatista en el Sahara marroquí y para el Polisario y sus caciques. Comienzo del fin. Los primeros llegados a su pais: Marruecos, seràn los mejores servidos.

Show More

Related Articles

Close
Close