Buenos días MarruecosCrónicasFeatured

Polisario en TICAD-8: Túnez elige una « rama mortal » (politólogo franco-suizo)

Opinión

 Al acoger al líder de las milicias separatistas del Polisario, en el marco del 8º Foro de Cooperación Japón-África (TICAD), Túnez elige una « rama mortal », dijo, ayer, el politólogo franco-suizo Jean-Marie Heydt.

En declaraciones a la MAP, Heydt se preguntó sobre las razones que llevaron al presidente tunecino a invitar « unilateralmente » a la TICAD al representante de una milicia, « no solo una entidad muy controvertida, no reconocida por la comunidad internacional sino, en contra del consejo de Japón y en violación del proceso de preparación y las reglas establecidas ».

Para el politólogo franco-suizo, es difícil imaginar que el jefe de Estado tunecino, Kaïs Saïed, pueda cometer un « error de juicio de esta importancia ».

Considera que se trata de una posición no disimulada contra el reconocimiento del Sáhara marroquí, subrayando que, en consecuencia, los vínculos « fuertes e intactos » entre los pueblos marroquí y tunecino, que tienen una historia común, una fuente de cultura similar, son « despreciados. por una decisión tomada al más alto nivel del Estado tunecino ».

¿Qué puede ganar Túnez con tal acto? ¿cuál es el “regalo” que esta entidad podría ofrecerle?, se pregunta en màs adelante Heydt.

A su juicio, los pueblos hermanos de Túnez, Argelia, Marruecos y los demás Estados  que integran la Unión del Magreb se ven así « literalmente burlados por algunos de los líderes que probablemente estén desconectados de lo que se llama el interés general de una población ». .

¿De eso se trata servir al pueblo?, se pregunta, argumentando que toda esta energía negativa, que se suma a las economías en una situación desesperada… de ninguna manera conduce a la estabilidad, la paz y el futuro de Túnez.

Y politólogo franco-suizo subraya que “no es de extrañar que en tales condiciones, Su Majestad Mohammed VI, en su gran sabiduría, que sabemos muy atento a su pueblo, haya tomado la decisión, sumamente mesurada, de abstenerse de participar en esta VIII Cumbre”.

“Él es consciente de que esta actitud, esta ignominia por parte de Túnez, es efectivamente una afrenta que ha herido profundamente a millones de marroquíes”, apunta el politólogo.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page