Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Polisario/Guerra de posiciones Amenazas de graves revelaciones

Castillo de naipés

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

Decididamente ni la cúpula del Polisario ni su mentor argelino que la tiene muy abandonada, salvo en folclóricas pasiones, saben cómo hacer a tantas averías: Las mil y una disidencia interna, contestación de un “presidente” semi analfabeto, malversación de la ayuda humanitaria internacional y la consiguiente condena, la represión, la denuncia de venta de pequeños a su evangelización en Andalucía y su militarización en una muy temprana edad y ahora… lo peor: altos cargos (en funciones) que amenazan con revelar “coas”.

¿Qué cosas? El botón de muestra: Mohamed Mohamud Embarek, ex responsable en los servicios secretos del Polisario amenaza con revelar cosas. Gordas son porque, desde el primer instante en que lo supo, la dirección del Polisario, temblando se fue corriendo a Argel.

Embakerk no es el único, muchos otros en posiciones muy “sensibles” de las milicias del Polisario preparan su ofensiva. Uno de ellos (M.BCF) dijo que “es el resultado lógico de la inconciencia de Ghali al confiar el destino de las milicias a sus amigos y familiares, muchos de ellos de dudosa competencia”.

La empresa de la mentira y de impostura se desmorona. Argelia y busca en otras partes su substituto.

Afficher plus

Articles similaires

Voir Aussi
Fermer
Bouton retour en haut de la page