Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Polisario/Guerra de posiciones Reproches y amenazas de Argel

Suspense!

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

Cuentan las fuentes cercanas que en la cúspide del Polisario se ha hecho lo posible, llegando incluso a amenazar de “graves consecuencias” a los que trasciendan la información.

En vano. En este gulag argelino, desde hace días es el tema que más anécdotas produce:  A raíz de fuertes rumores de revelaciones de algunos ex e incluso actuales dirigentes del Polisario, la oficina de “coordinación” (sic y re si sic ha “transmitido” los reproches y la amenaza de “ocuparse” de lo que falla en los campamentos.

Unos reprochan y éstos a otros y así… Brahim Ghali se ha anticipado a advertir a sus próximos colaboradores de que, si “algo sucede de esto, sería un sismo para todos”.

Sismo es el término porque, hasta hace muy poco, influyentes “responsables” de la banda, se desmarcaron del grupo (etnia, según sus términos) dirigente, criticando duramente la gestión y la política de enchufes prevaleciente en Rabuni. “Incompetentes cuyo único mérito es pertenecer o bien a la familia, al entorno o simplemente a la tribu bu de Ghali”. M.JFD nos ha dicho que no tenía reserva alguna de citar su nombre, lo que no hemos estimado conveniente.

Los días, semanas o, a más tardar, los próximos meses, verán una avalancha de éxodos hacia el MSP de Hay Ahmed Baricala, auténtica esperanza de la mayoría.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page