Cronica desde Tinduf

Polisario: La tortura como solución

No son tres... estamos todos detenidos en Tinduf

 

 No importa quién soy ni cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a poder llegar parte de ellas.

Las noticias procedentes de la prisión de prisión de Dheibiya y de otras decenas prisiones del Polisario en la localidad argelina de Tinduf son muy inquietantes.

A medida que pasan los días, ISC adquiere más simpatizantes y hasta incondicionales y con ello sube el tono y los métodos de represión de la cúpula del Polisario contra quien contesta, contra quien se expresa y contra quien piensa. Ghali y sus 40 ladrones piensan en lugar de los que quieran pensar y Argelia en lugar de todos.

Desde las prisiones del Polisario se alzan las voces y desde prácticamente todo el mundo a excepción de los socios en la impostura reclaman a gritos la libertad de los detenidos y el cese de sus torturas morales y físicas.

El mundo habla de Dheibia cuando en Tinduf controlada por las milicias del Polisario hay decenas de prisiones y a pesar de su pequeño tamaño hay más mazmorras que el más opresor de los regímenes de la historia.

Tres detenidos… 30 detenidos… 300 detenidos… 3000 detenidos… todos en los campamentos argelinos de Tinduf estamos detenidos y rehenes de unas milicias, su servidumbre a sus mentores y su desenfrenado apetito por la riqueza ilícita.

Show More

Related Articles

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Close
Close