Crónica internacionalCrónicasFeatured

Polisario/MSP Puntos sobre las “ies”

Punto de inflexion

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

En este gulag argelino de Tinduf, los aniversarios y otras chorradas se han convertido en un motivo de ironía y ocasión para contar anécdotas con un exquisito humor saharaui.

Lo de “territorios liberados” (Tinduf y algunos puntos de la zona de amortiguamiento) o la “fecha del comienzo de lucha armada” la que la comenzaron están en un 9% en su país: Marruecos.

Alucinaciones cada vez más apagadas. Ghali y sus 40 milicias están en la cuerda floja y podrida.

Hoy por hoy en estos campamentos y para todos los saharauis el hombre de la situación se llama Hach Ahmed Baricala y el movimiento que más atrae, gusta y seduce es el de “saharauis por la paz”.

Agonía, coletazos… Argelia y su Polisario saben que están en un callejón sin salida. Hombres como Baricala les ha quitado la máscara: “El Polisario no puede arrogarse la representatividad exclusiva de los saharauis, primero porque dentro del independentismo hay muchas voces críticas, y segundo -y aquí rompe otro tabú- hay que contar con los saharauis pro marroquíes, ‘tan respetables como los demás’ y a los que habrá que tener en cuenta en toda negociación” Baricala a “Diario Libre” y es, justamente esta claridad de visión, honestidad en la expresión, y realismo en la concepción lo que necesitan los saharauis y no las fanfarronadas de traficantes, malversores de la ayuda humanitaria internacional y “presidentes” semi analfabetos, objeto de mil ordenes de busca y captura internacionales.

Las poblaciones de los campamentos y los saharauis en general deben reflexionar seria y serenamente porque el momento es histórico, su decisión también.

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Bouton retour en haut de la page
Fermer
Fermer