Política y psicología popular Mi peluquero y yo Boicot: legitimidad bajo condiciones

0

 

 

Cree mi peluquero que el tan cacareado Boicot de algunos productos y la “De San Quintin” que ha suscitado “no es más que el embrión del nacimiento de una opinión pública en Marruecos”.

  • La legitimidad del movimiento del boicot está sometida condenadamente al escrupuloso respeto de la autoridad del Estado
  • ¿No te comprendo
  • Sin embargo es fácil: cuando el gobierno o cualquier otra autoridad estatal no asume debidamente sus responsabilidades abre el camino a iniciativas, normalmente de indeterminado objetivo y de dimensión incierta. Es la respuesta social que de ordenarse, catalogarse y estar sometida a un orden de buena conducta puede servir pero en cambio si adquiere el carácter anárquico, constituiría una amanaza y un apeligro para la seguridad de todos
  • Una lección de ciencias políticas
  • ¿De dónde iba a saber yo las ciencias políticas si no soy màs que un humilde peluquero, pero que Dios le Ha dado un cerebro y le Instado a utilizarlo y es exactamente lo que hago
  • Bien dicho
  • En un país hay poderes públicos y una de las tareas esenciales de estos poderes públicos consiste en no hablar y exigir la paz social sino que comience con la justicia social
  • Te sigo…
  • Y la justicia social comienza por cortar el camino a los especuladores y a las lacras que petrudi can al pueblo. ¿Se ha hecho? No lo creon, porque de haber sido así nunca nadie hubiera pensado en boicotear nada. Esta es una tarea del gobierno
  • Creo que es un mensaje
  • Pues… espero, tio, que se es cuche y que no hayan màs mensajes.