Mi peluquero y yo

  Política y psicología popular Mi peluquero y yo El ejemplo… su ejemplo

 

La verdad es que mi peluquero, aunque no siempre, da prueba de una lucidez que muchos le envidiarían.

  • Ayer era el ejemplo en el Parlamento con ocasión del examen y voto del Acta Constitutiva de la Unión africana

  • En efecto hubo unanimidad… consenso

  • Se ponen de acuerdo para ponerse de acuerdo y para no ponerse de acuerdo

  • ¿Cómo lo valoras?

  • En su justa dimensión

  • Es decir…

  • Que ni era conciencia nacional, ni deber patriótico, ni siquiera sobresalto de algún valor político

  • Sin embargo se pusieron de acuerdo, lo que significa que lo pueden volver a estar en otros asuntos

  • ¡Ni hablar! Este es otro rollo…

  • ¿Tu crees?

  • Para mi es una prueba adicional de su incapacidad dirigente, políticamente hablando. Consenso cuando es necesario y discrepancia cuando es indispensable

  • No entiendo

  • Hubieran podido reconciliarse con los marroquíes y hacer algún gesto de apaciguamiento antes de que sea demasiado tarde

  • Difícil… cada uno tiene sus cuentas y al final ninguno va a ganar, pero nosotros los marroquíes de a pie, los primeros

  • Yo te digo una cosa… que no se vuelva a las urnas porque no habría ni el 5% de los marroquíes que se “atreverían “ a votar.

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Bouton retour en haut de la page