FeaturedMi peluquero y yo

Política y psicología popular Mi peluquero y yo El incómodo vecino argelino

 

 

Mi peluquero ha acabado por reconocerlo: “por más vueltas que le doy al asunto, no logro comprender a los dirigentes argelinos. su ingratitud es proverbial”.

 En efecto, me hubiera gustado que Argelia o sus dirigentes conocieran, aunque solo el abecedario de la vecindad, pero…

  • Pero…

  • No es el caso. Parece que Marruecos se ha convertido en un peligrosísimo síndrome para el régimen argelino, que poco a poco, se convierte, sin o con saberlo, en un caso patológico.

  • Al Sahara o al charco

  • Irán al charco mil veces. De hecho, ya han ido muchas veces y les queda aún muchas otras

  • ¿Y Por qué?

  • ¡Amigo! Esto nadie lo sabe, ni siquiera el presidente Bouteflika

  • Y…

  • Nada que en Marruecos debemos adaptarnos a vivir y convivir con tan hostil entorno

  • Por ello digo yo que si España hubiera tenido la mala suerte de tener un vecino como Argelia con los medios de antaño, media Europa hubiera recomido a ETA

  • Yo te digo una cosa

  • A ver o a escuchar

  • España es uno de los países que mejor conocen la naturaleza delincuente del régimen militar argelino, pero…

  • Pero…

  • Por una razón desconocida tiene miedo

  • No tan desconocida

  • Efectivamente, entre otras cosas por la emergencia de una nueva casta de políticos ye yes… que no tienen ni zorra idea de los imperativos geopolíticos

  • Y Repsol.

  • Y muchos reposoles.

  • La diplomacia de pandereta

  • Y del cachondeo.

 

 

 

 

Show More

Related Articles

Close
Close