FeaturedMi peluquero y yo

Política y psicología popular Mi peluquero y yo El PJD y sus “desventuras”

 

Mi peluquero me dice, entre mueca y mueca que no logra comprender a cierta prensa nacional que, sin sondeos, ni barómetros, calcula a su antojo o al de sus comanditarios, la popularidad de partidos políticos o de sus líderes.

  • Leí por allí que la popularidad del PJD está en caída libre
  • Puede ser…
  • ¡Claro! Lo que pasa es que no hay datos objetivos. Se trata de insinuaciones “sopladas” por quien nadie ignora
  • También es posible
  • El caso es que si cae la popularidad del PJD es porque sube la de alguien que esta prensa no se atreve a nombrar porque sabe que ni es verdad ni lo es lo del PJD
  • Mira lo cierto es que lo que pasa dentro del PJD es algo más de simple ejercicio democrático. Hay una profunda discrepancia que puede ser sana pero también puede resultar mortal
  • No he dicho lo contrario, pero las elecciones no están a la vuelta de la esquina y todo el mundo tiene, tiempo y posibilidad de remodelar sus posiciones y sus equilibrio interno
  • Si, pero…
  • Déjame terminar: Los que, dentro del PJD, siguen acosando a Al Othmani por su metodología para formar este gobierno, van dándose cuenta de que lo contrario hubiera podido significar un suicidio
  • Entre ellos Benkiran
  • No é, pero si soy consciente de que el hombre ha recibido el peor golpe de su vida que ningún otro l hubiera podido soportar y por e se le debe rendir homenaje
  • Comenzando desde dentro del PJD
  • Que no parece el caso
  • ¡Amigo! Por ello su popularidad no debe resistir
  • Lo siento, tienes razón.
Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page