CrónicasFeaturedMi peluquero y yo

Política y psicología popular: Mi peluquero y yo El Polisario o la cultura de mendicidad

Ayuda humanitaria sin control

 

Mi peluquero dice haber leído en un medio afine al Polisario que la visita de De Mistura al gulag argelino de Tinduf ha transcurrido en medio de una indiferencia general.

  • Pese a una impresionante ¡movilización por Argelia y sus marionetas del Polisario, las poblaciones de los campamentos han dado el portazo a la visita del enviado especial de Guterres

  • Normal, los rehenes de Tinduf están hartos de los generales de Argel y de sus domésticos del Polisario

  • Y, fieles a su forma de ser, no pensaron más que en ayuda humanitaria para malversar

  • Llevando a De Mistura a donde puede sacudir su caridad

  • ¡Increíble!

  • Y luego, ingenuos como todos los subordinados, han creído que el funcionario de la ONU no iba a descubrir la campana de terror que desataron para obligar a la gente “recibirlo”

  • Todo se descubre

  • De Mistura ha venido. De Mistura ha ido, pero en las prisiones del Polisario no caben los nuevos detenidos y sus garrotes no bastan para azotar a todos

  • Ni les interesan sus refugiados ni les interesa nada. Solo la mendicidad. Dales con lo que puede robar y aquí no pasa nada

  • Ya o quieren un “estado” sino una ayuda humanitaria

  • Es la cultura de la mendicidad con la que los narco-Estados tratan de hacer una “causa”

  • Eso…

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page