Política y psicología popular Mi peluquero y yo Ellos y nosotros

0
Shiny blond and brown hair with hair cutting shears and comb isolated on white

 

A Mi peluquero no le parece convencer la diarrea literal de los partidos políticos y lo que llama “su subdesarrollada demagogia”.

  • A mi lo que me interesa es el país y no parece que compartimos el mismo criterio

  • ¿Con quién?

  • Con nuestros políticos que hablan de intereses nacionales, zancadilleándolo todo

  • Es que, aparentemente, lo de “intereses nacionales o supremos” es, para ellos, por lo menos, muy relativo

  • Ya lo sé tanto que para algunos el ganar las elecciones legislativas y ser primera fuerza del parlamento no debe conferir el derecho de formar gobierno

  • Peligrosas interpretaciones de la constitución y hasta del código democrático

  • Que refuercen, que varíen, que consoliden, que organicen a sus partidos, pero que no pongan trabas para un gobierno de la nación

  • Es, amigo, la política

  • No, señor. La política es moralidad. Es el amor e interés por el prójimo y una convención global del bien estar y de la prosperidad de la nación

  • En nuestra cultura tradicional decimos “no cambiarás a tu amigo que con otro peor”

  • Pues efectivamente no lo cambiamos nosotros, fueron las circunstancias y manos ocultas las que lo cambiaron y aquí estamos con una banda de aficionados a la política y a la inconsciencia nacional

  • Todo acabará pese a ellos, por solucionarse

  • Espero que no nos empujen con su inconsciencia a un punto de no retorno

  • ¡Aun hay esperanza, Baldomero! O lo que es igual! Aun hay patria, Baldomero!