FeaturedMi peluquero y yo

Política y psicología popular Mi peluquero y yo La otra cara de la sonrisa

 

A mi peluquero no parece impresionar las mil y una manifestaciones de los llamados “diplomados parados”.

  • Hacía tiempo que no los vemos
  • ¿Quiénes?
  • Los diplomados parados
  • En efecto han reanudado su movimiento de protesta
  • Sus movimientos de protesta, en plural después de una “tregua” que nadie ha pedido y nadie ha decretado
  • ¿Qué quieres decir?
  • Quiero decir que a mí personalmente me parece que hay gato encerrado. Es decir; hay manos que los mueven y hay manos que los paran
  • ¿Y qué se debe hacer?
  • Comenzar por escarzar a los manifestantes. Esta mañana en una de sus manifestaciones vi a tres que eran colchoneros. O sea: empleados aprendices en la industria de los calchones en Salé. ¡Diplomados de qué!
  • Los hay de todo
  • Pero esto es un mensaje al nuevo jefe del gobierno y a su ministro de empleo que es también del PJD
  • ¿Y la solidaridad gubernamental?
  • Esta es o mejor dicho era una anécdota para hacer olvidar a Benkiran. Ahora comienza la guerrilla urbana
  • Pero que ayer, mejor que mañana
  • El ministro de Finanzas afirma en el parlamento que las reformas de la economía del país han dado un resultado impresionante
  • ¿Qué gobierno?
  • Para… que es prohibido elogiar a Benkiran o a los suyos.
Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page