FeaturedMi peluquero y yo

Política y psicología popular Mi peluquero y yo Nuestro legendario Rif

 Todo el mundo en Marruecos (por una razón) y fuera de él (por obvias razones habla de la tensión en Huceima. Mi peluquero cree que hay mala gestión del gobierno y de todas las autoridades.

  • Bueno… el calificativo”mala” queda aquí corto porque la verdad es que es inexistente. Está entre la pared y la espada y constituye la ilustración de la dificultad de una solución justa y equitativa al problema
  • ¿Cómo?
  • Que el gobierno no se atreve a acusar a los suyos de mala gestión ni a sus aliados (en el gobierno) de demagogia
  • Eso si
  • Huceima y el Rif en general exige valentía moral e intelectual, autocritica y menos coba y a trabajar
  • Desde los despachos en Rabat no es fácil establecer estadísticas, balances y hasta valoraciones
  • Para ello se necesita un interlocutor. ¿Lo pueden ser los grupos que apedrean a las fuerzas del orden?
  • Lo cierto es que no somos pocos los que comenzamos a creer que hasta las secciones locales de los partidos nacionales, que sin apoyo o por lo menos solidaridad de sus centrales en la capital están perdiendo el control del curso de los acontecimientos.
  • Dicho con otras palabras; la cúpula dirigente del llamado Harak
  • El problema de Huceima y del Rif debe ser solucionado en el marco de una concepción nacional. Te puedo jurar que Huceima es infinitamente más prospera que Kalaat Essraghna, por ejemplo o tata e incluso que algunas conocidas ciudades como Ksar El Kebir y vete a saber qué màs
  • O sea: que es una buena ocasión para poner orden en el país y proceder a la reparación de las justicias y al enderezamiento de las situaciones donde se debe.
  • Efectivamente algunos en este país deben comprender que Marruecos no es solo Casablanca y Rabat
  • Esto, ¡amigo! Es difícil de “admitir”.
Show More

Related Articles

Close
Close