CrónicasFeaturedMi peluquero y yo

Política y psicología popular Mi peluquero y yo Paris: Romeo y Julieta, versión Polisario

Gente de moral relajada

 

 A mi peluquero le da vergüenza como la comunidad internacional y especialmente algunos sectores españoles pueden tolerar los crímenes del Polisario.

  • A estas alturas, todo el mundo sabe lo que gasta el representante del Polisario en Paris (casado y con hijos abandonados a su destino en Bilbao donde viven de la caridad española) en restaurantes y hoteles cinco estrellas con su concubina también alto cargo de la misma banda mientras que decenas de miles de rehenes en el gulag de Tinduf mueren de hambre

  • El pobre no es el único en el Polisario

  • ¿Cómo?

  • Todos sus “embajadores” se pegan la gran vida con amantes y con lujos superfluos

  • Mientras que la pobre gente en los campamentos hace interminables colas para una bolsa de arroz

  • Esto es normal y hasta noble, lo que lo es menos es que la dirección del Polisario promete a los que contestan cargos en alguna representación de la banda en el extranjero

  • En Tinduf hay una enorme Jaima (tienda de campaña) dedicada justamente al sex-shop

  • A los ilustres visitantes argelinos, cubanos o surafricanos

  • La lucha sexual

  • Siempre fue así. El representa del Polisario en Paris no hace más que seguir la línea de conducta y el adulterio ideológico del frente y sus máximos dirigentes

  • Pues se debe ser no sé qué para soportarlo

  • Hay otra cara del iceberg oculta

  • Eso…

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page
Fermer
Fermer