CrónicasFeaturedMi peluquero y yo

Política y psicología popular Mi peluquero y yo Ramadán: viernes descafeinado

Oración solemne

Con un tono triste, arrastrando silabas, mi peluquero cuenta que añora de “manera insoportable” la oración solemne del viernes con su Jutba o sermón del viernes.

  • Si hay algo que me falta en este confinamiento son las oraciones coactivas, especialmente la oración solemne del viernes y su Jutba

  • ¡Amigo! A todos, pero cada circunstancia tiene sus imperativos

  • Yo no discrepo con ello, solo digo que echo de manos a las mezquitas

  • Yo también, llevo más de 50 años rezando las cinco oraciones del día en las mezquitas, pero…

  • Pues… que Dios Tenga piedad de nosotros

  • Él es Omnisapiente y cuando Quiera, y solo cuando Quiera Él y nadie más, Detendrá este mal

  • Como ocurrió en Australia, meses de incendios y solo Su lluvia los apagó

  • Nos está dando prueba tras otra de que somos impotentes

  • No nosotros, sino Trump, Putin y compañía

  • Dicen que en la Noche del destino se acabará todo esto

  • No lo sé, pero, donde estoy y como estoy, solo digo, lo espero, de verás: Ya rabi.

  • Eso…

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page