CrónicasFeaturedMi peluquero y yo

Política y psicología popular Mi peluquero y yo Secuestro y asesinato del niño Adnan El Marruecos profundo

Solidaridad y de compasión

Mi peluquero cuenta a mitad del camino entre la profunda tristeza y el clamo de esperanza como, en “tan poco tiempo” la noticia del hallazgo del cadáver del pequeño Adnan en Tánger ha conmocionado a los marroquíes.

  • Nobleza

  • ¿De qué hablas, amigo?

  • De la unánime reacción de solidaridad y de compasión de los marroquíes inmediatamente después de conocerse la triste noticia del hallazgo del cadáver del niño tangerino Adnan

  • ¡Ah sí! Incluso se han formado comités de colecta de firmas con vistas a la pena capital del mostró que cometió tan horrible crimen

  • Y algunos proclaman e insisten en que seguirán el expediente hasta la desaparición del monstruo

  • Un ejemplo para los demás monstruos de su calaña

  • En este caso de delitos no caben penas. Los marroquíes están irritados. Solo la ejecución legal de quien ha ejecutado ilegalmente a un menor puede calmar esta rabia

  • Todos somos Adnan y todos somos sus padres

  • Con este tipo de criminales no se debe mostrar ninguna indulgencia. Es que no hay/no pueden existir circunstancias atenuantes

  • ¡Un asco!

  • ¡Una barbaridad que no se debe repetir nunca… nunca!

  • Eso…

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page