CrónicasFeaturedMi peluquero y yo

Política y psicología popular Mi peluquero y yo Sobre la oración solemne del viernes: Observaciones

 

Mi peluquero cuenta con entusiasmo la oración solemne del viernes pasado.

  • Era indescriptible el regocijo de los fieles que se habían olvidado de todo

  • Así son los marroquíes para quienes no los conocen

  • Sin embargo, yo tengo unas observaciones

  • Te escucho

  • Primero se debe persuadir a los ancianos y a los que padecieran una enfermedad crónica a abstenerse porque con su noble intención tienen los mimos favores divinos o más

  • Las obras son intenciones…

  • O ordenar un lugar apropiado, propicio y adecuado a esta frágil categoría de fieles

  • Creo que estoy de acuerdo contigo

  • Es que, si no lo hacen, todos los marroquies independientemente de sus faltas de facultades acudirán a la mezquita

  • Sobre todo, los ancianos y los enfermos de manera crónica, que somos (o debemos ser) una nación del justo medio

  • Después de seis meses sin oración colectiva…Las familias rezaban en su hogar las oraciones colectivas, teniendo los mismos favores divinos

  • Naturalmente, yo mismo rezo en casa. Mi salud no me permite otra cosa

  • Eso…

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Bouton retour en haut de la page