Política y toxicología popular Mi peluquero y yo Entrada escolar

0
Regreso a la escuela: No faltan cuadernos en Marruecos

 

Me cuenta mi peluquero que al llevar ayer a su hijo “había una normalidad absoluta.

  • Naturalmente había gente que se quejaba de los precios de los artículos escolares
  • Y otros de la total ausencia de una medida renovadora de este gobierno como ya lo había prometido.
  • Pero en general la gente se lleva a sus hijos a la escuela y, eso sí, constatan que no es peor que el año
  • Pasado
  • Que, dadas las circunstancias, es mejor que nada
  • Los pequeños llegan a la escuela, se e encuentran con sus amigos y…
  • Y no se dan cuenta de que esta entrada como otras cuesta el ojo de la cara a sus parientes
  • Normal
  • Lo importante que estudien, que haya las condiciones propicias y esto no es labor del gobierno
  • Ni de los sindicatos
  • Ni de los especuladores
  • Los marroquíes sufren de manera permanente
  • Si no es la entrada escolar, son las vacaciones, si no las fiestas religiosas etc.
  • Sin embargo, personalmente admiro a este pueblo que padece sin lloriquear
  • La legendaria dignidad de los marroquíes
  • Por ello decimos siempre que unos tienen petróleo y gas y nosotros a un formidable pueblo
  • Ironía del destino como lo había aconsejado el llorado Mohamed V a su hijo el difunto rey Hassan II “ el pueblo marroquí es un león al que se debe dirigir con mucha cautela
  • Eso… debe ser eso.