FeaturedLas cosas lo que son

Principio de no injerencia El ejemplo marroquí

Un mensaje

Ayer un comunicado de AAEE/Cooperación africana y MRE denunciaba que llamaba « enfoque irresponsable, torpe e irreflexivo del Sr. Salaheddine Mezouar, Presidente de la Confederación General de Empresas de Marruecos (CGEM), quien consideró necesario comentar sobre la situación interna en Argelia en una conferencia internacional. celebrada en Marrakech”.

El gobierno salía, de esta forma, al paso, de toda interferencia en la política exterior del estado, inherente de alterar el inalienable principio profesado por Marruecos de no injerencia en los asuntos internos de demás países.

Al mismo tiempo, respondía a algunas voces que en el país vecino acusan al Reino, de vez en cuando y de en cuando en vez de injerencia en sus asuntos interiores, alusión, evidentemente, los tristes acontecimientos que conoce Argelia desde hace meses.

No cabe duda de que se trata de un noble gesto que consagra el principio de que la política exterior sin valores morales no es política exterior.

Lo que pasa y puede pasar en uno de los países vecinos o lejanos es cuestión interna de estos países, independientemente de su posición respecto a nuestras causas sagradas o nuestras constantes nacionales como la integridad territorial.

Un ejemplo, pues, pero también un mensaje a los que haciendo uso de la teoría de la conspiración y del “enemigo exterior” tratan de colgar el sambenito a Marruecos en sus problemas pura y exclusivamente internos.

Lo que pasa en Argelia hermana, es un asunto argelino-argelino.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page