FeaturedSociedad

Proyecto Alicantino pararecuperar Mazmorras de Tetuán PRIMERA PARTE Mokhtar Gharbi.-Redacción de Tánger

 

Infomarruecos/Conacentomarroqui

   La Universidad de Alicante estàllevando a cabo un proyecto  de investigación internacional con el objetivo, entre otros, de recuperar las antiguas mazmorras de Tetuán, donde según los indicios, estuvo encarcelado Miguel de Cervantes.

Denominado “Intervención en la Medina  y Mazmorras de Tetuán” este proyecto está financiado por la Conselleria de Transparencia, Responsabilidad Social, Participación y Cooperación. La Medina de Tetuán fue reconocida como Patrimonio de la Humanidad por La UNESCO en 1997. Según los responsables de este proyecto “La Medina de Tetuán nos permite leer la huella genéticamente reconocible de la cultura andalusí”.
   El proyecto arrancó en 2009 y en él intervienen, además de de la de Alicante, las Universidades de Tetuán, Granda y Politécnico de Milano, con el profesor de la UA y director del grupo de investigación AEDI-FICATIO, Antonio Jiménez, a la cabeza. También cuenta con la implicación de la “Asociación Tetuán Asmir”. En este sentido les presentamos un análisis del presidente de esta asociación Dr  Mhammad Benaboud, titulado “Las Mazmorras de Tetuán »

   “Junto al agua de Shkundu, las mazmorras constituyen uno de los elementos más representativos de la Medina de Tetuán. Como fenómeno geográfico, forman parte de las cuevas subterráneas del Monte Dersa sobre la cual está sentada la ciudad de Tetuán con su Medina y Ensanche. Como fenómeno histórico, las mazmorras remontan a la época de Sidi Ali Al-
Al-Mandari y los inmigrantes granadinos en Tetuán a finales del siglo XV y comienzos del XVI. Sin embargo, jugaron un papel interesante como sede de los cautivos ibéricos a lo largo de los siglos XVI y XVII.


Mazmorras es uno de los términos que junto a otros como Sagena, Vite y Canuto denominan las prisiones de los cautivos. El termino árabe de Al Matamir es más neutral, porque significa literalmente, lugares de entierro. Las mazmorras subterráneas de Tetuán constituyen un monumento histórico porque allí fueron enterrados los presos fruto de las actividades del corso en el Mediterráneo, sobre todo en el Estrecho de Gibraltar a partir del siglo XVI. De las actividades bélicas y comerciales de los primeros habitantes de Tetuán del siglo XVI nació un importante mercado de esclavos. En este contexto, las mazmorras formaron un servicio público necesario que forma parte del sistema económico de la ciudad.
Sin embargo para los habitantes de la Medina de Tetuán, este término no es más que el nombre de un barrio. Está ligado más bien a las casas de las grandes familias tetuaníes como los Afailal, los Jatib y los Benmarzuk junto a muchas otras habitaban este barrio.
   La calle Al Mtamar es tal vez la calle comercial más importante de la Medina sobre todo para los productos alimenticios, como el mejor queso tradicional que se vende en dicha calle. Otro nombre relacionado con las mazmorras es el Barrio de Metmar. El barrio de Al Matamir constituye un puente entre el barrio más reciente y prestigioso como zona residencial que data del siglo XIX y que es el Barrio de Jamaa El Kébir por una parte y la parte más antigua de la ciudad donde se encuentra la alcazaba de Sidi Al Mandari junto a otros monumentos de finales del siglo XV y comienzos del XVI como la Mezquita de la Alcazaba y el Arco de Justicia, una pequeña replica del arco que se encuentra en la entrada de la Alhambra.
Las mazmorras de Tetuán se distinguen por las siguientes características:

 Primero, han existido y fueron utilizados desde la reconstrucción de la ciudad por Sidi Ali Al Mandari, puesto que se situan bajo la parte más antigua del antiguo casco de la ciudad. Se sabe que una parte de las mazmorras existe bajo la Calle Al-Matamir, aunque se desconoce la dirección de la extensión exacta de todas las mazmorras.


Segundo, estas mazmorras han sido estrechamente relacionadas con los nombres de ilustres personajes históricos marroquíes por una parte y españoles por otra. Por ejemplo, cautivos, misioneros y hasta los Cónsules de España en Tetuán fueron encerrados en las mazmorras cuando Muley Yazid declaró la guerra a España en 1790.

   Tercero, a pesar de su papel como prisión, las mazmorras de Tetuán sirvieron también como lugares del Culto cristiano, puesto que se sabe que la Iglesia de las mazmorras no sólo existe por haber sido excavada en los años veinte durante el Protectorado español en Marruecos.

Cuarto, las mazmorras forman un documento arqueológico de la historia guerrera de Tetuán. Como Chauen, Tetuán fue reconstruida por los inmigrantes andalusíes a finales del siglo XV y comienzos del XVI, pero por su situación geográfica y su proximidad a la Península Ibérica Tetuán fue implicada de manera más directa en esta confrontación. Sólo Tetuán fue implicada en la Guerra de África en 1860. Las naves que aterrorizaban a los ibéricos en el Mediterráneo no salían de los puertos de Tánger, Larache o Asilah sino del puerto de Tetuán al cual volvian con sus cautivos y prisioneros escapando del peligro gracias a las aguas poco profundas del Rio Martín. Las ciudades más importantes de Marruecos como Fez y Marrakech eran mejor protegidos en el interior del país.

 Quinto, las mazmorras han sido documentadas a través de los siglos, porque siempre formaron parte de la geografía y de la historia de la Medina de Tetuán. Hay referencias a las mazmorras de Tetuán durante el siglo XVI por Hassan al Wazzan conocido como León el africano.

 

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page