Antes de olvidarCrónicasFeatured

Rabat, el milagro: Impresiones de nuestro amigo Alfredo

Impresiones de otros

Alfredo es un ex cooperante en una empresa estatal en los años 2000 en Rabat y en Casablanca, amigo de mi padre.

El hombre ha vuelto a Rabat después de casi 20 años de ausencia. Sus impresiones sobre la capital rozan lo extraordinario. “Desde el primer instante en que he vuelto a pisar el suelo de Rabat no creía mis ojos”, lanzo con un gesto de admiración y de asombro.

Para Alfredo “vosotros que vivéis aquí no atrae vuestra atención”. Alusión a la costa de la capital con decenas de terrenos deportivos de todas las disciplinas y de las infraestructuras culturales y otras en las dos riberas del rio Buregreg.

“Rabat avanza a todo gas” dice y repite Alfredo para quien “la capital de Marruecos no tiene absolutamente nada que ver con aquella capital de los años 2000 hasta 2010”.

“El tranvía da a Rabat un aspecto de las grandes metrópolis europeas”, observa antes de precisar “me imagino que este milagro de Rabat debe aplicarse al resto de las ciudades y localidades de Marruecos”.

Seguramente… Hamdulilah

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page