Rabat/Esta mañana Mensaje real al 3er Foro Parlamentario de las Regiones

0

El rey Mohammed VI destacó esta mañana la necesidad de garantizar la coherencia y la complementariedad de las misiones asignadas a todos los actores públicos territoriales, especialmente las autoridades locales, y señaló que los marroquíes no quieren instituciones regionales letra muerta.

Los marroquíes aspiran, en cambio, a tener “regiones activas que respondan a sus preocupaciones apremiantes y que contribuyan a mejorar sus vidas diarias”, dijo el Soberano en un mensaje dirigido a los participantes en el 3er Foro Parlamentario de las Regiones abierto esta mañana en Rabat.
De hecho, dijo el rey, las leyes que gobiernan estas estructuras territoriales han confiado a las regiones, misiones para promover el desarrollo integral y sostenible, a los consejos de prefecturas y provincias, misiones para promover el desarrollo social en áreas rurales tanto como en áreas urbanas y finalmente a municipios, misiones para brindar servicios locales a los residentes.
“En este sentido, les invitamos a participar en el esfuerzo de reflexión que debe conducir al establecimiento de un marco metodológico que defina el cronograma de pasos por el cual las regiones deberán pasar en el ejercicio de sus competencias”, dijo el Soberano, afirmando que el diseño de este marco debe tener en cuenta los requisitos de complementariedad entre las competencias propias, compartidas y transferidas y debe tener en cuenta las capacidades financieras y de gestión específicas de cada región, teniendo en cuenta las nuevas soluciones institucionales cuya eficacia ha sido probada.
Al señalar que las diferentes regiones del Reino han experimentado “evoluciones contrastantes” en la implementación de los programas de desarrollo regional, el Rey señaló que para que estos programas se traduzcan en logros efectivos y complementarios de las políticas sectoriales llevadas a cabo a nivel de la región, las regiones no deben limitarse a las corrientes de financiación habituales.
Las regiones deben reflexionar sobre cómo movilizar la financiación necesaria para estos programas y su diversificación a través de diversas asociaciones, incluida la cooperación descentralizada, agregó el Soberano.
En el mismo contexto, el Rey recordó que las disposiciones y los proyectos se lanzaron recientemente, en particular los relacionados con la desconcentración administrativa, la reforma del Sistema de Apoyo y Protección Social, el sistema de formación profesional, la refundición del marco. Los centros regionales de inversión forman parte de la visión real general, que tiene como objetivo crear condiciones favorables para la finalización del proceso de desarrollo regional, acelerando el ritmo de su implementación y empoderar a todas las regiones para que ejerzan sus habilidades de manera plena y efectiva.
En este contexto, el Soberano recordó haber instado a los electos, durante la segunda edición del Foro, a idear soluciones locales adaptadas a los problemas de los jóvenes, y señaló que las “iniciativas de las Regiones permanecieron por debajo de nuestras ambiciones y anhelos”, no cumplieron con las expectativas de las categorías en cuestión “.
Como resultado, el Rey destacó nuevamente la “naturaleza prioritaria de este asunto urgente” y destacó la necesidad de un “enfoque participativo para desarrollar planes y programas regionales de integración juvenil, que son complementarios y compatibles con la Estrategia Nacional Integrada de la Juventud “.
Del mismo modo, el Soberano ha pedido al Gobierno, al Consejo Económico, Social y Medioambiental y a los demás organismos públicos interesados ​​que apoyen a las Regiones en esta área, que les ayuden a lograr este objetivo y contribuyan así a la implementación de los derechos económicos, sociales, culturales y medioambientales, así como al fortalecimiento de los mecanismos de mediación a nivel territorial.
La adopción de los principios de buen gobierno y la correlación entre la responsabilidad y la rendición de cuentas siguen siendo la piedra angular de cualquier acción dirigida a mejorar la eficacia de las instituciones, promoviendo el desarrollo local y regional integrado “, dijo el Rey, instando a las autoridades locales y regionales que incluyan en sus programas “proyectos que puedan traer más justicia social y territorial y reducir las formas existentes de marginación y exclusión”.
“Desde el valoración de los recursos humanos hasta la noción de responsabilidad y rendición de cuentas, hasta los nuevos métodos de gestión y los mecanismos de implementación modernos, hay muchos temas que lo desafían e inspiran. “Para identificar las causas reales de la situación actual y, por lo tanto, buscar soluciones realistas, apropiadas y transparentes a los problemas planteados, para responder positivamente a las quejas y expectativas de los ciudadanos”, dijo el Soberano dirigiéndose a los participantes en este foro.